Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 18:50

¿Dónde está la coherencia?

¿Dónde está la coherencia?

¿Maypi tinkunayaypura kachkan? Si algo está incrementándose como un hábito negativo, es la falta de coherencia, existe una facilidad y falta de rubor para decir una cosa y hacer otra. 

Coherencia va más allá de decir y hacer, la coherencia es la sincronía entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace.

La ciudadanía espera siempre que las autoridades, los líderes y los dirigentes  hagan lo que deben hacer y hagan lo que dicen que hay que hacer. Pero, lo que nos muestran es una contradicción entre lo que dicen y hacen, entre lo que dicen y lo que tienen, entre lo que dicen y lo que comen, entre lo que dicen y la calidad de vida que llevan.

Tinkunayaypuraqa mana ch’awka, mana llulla, mana llumk’u, mana puraq uya ima. Chantapis juk parlayniyuqlla, kawsan parlasqanman, ruwasqanman jina ima. (El coherente no es embustero, no es mentiroso, no es un adulador o lambiscón, y no es doble cara. Además tiene una sola palabra y vive como dice y hace.) 

Los políticos no practican la coherencia, algunos dirigentes sociales y autoridades no hacen lo que dicen, se olvidan que ese decir debe ser consecuencia de su vida, de lo que tiene y de lo que piensa hacer, porque la coherencia es unidad de vida. Entonces, no es tiempo para los engaños y las manipulaciones, es el tiempo para que se imponga la empatía. 

En el ámbito educativo, los profesores deben estar conscientes, que para enseñar deben vivir lo que enseñan, y eso significa tener armonía entre lo que dice y lo que hace.

Chay mat’i ñawi runakunap waliqyanallapuni yachayninpi ninku: Imaynata suyuta apaykachayta munanku, ni paykunapis apaykachakuyta atichkankuchu, chaypaq tinkunayaypurata ruwarayayta, rikuchinanku ima tiyan. (En la cultura de la mejora continua de los japoneses se dice: Cómo quieren manejar un país, si ni ellos mismos pueden manejarse bien, para eso deben practicar y mostrar coherencia.)

Los toltecas enseñaron el poder de las palabras. Platón recomendó utilizar los filtros de la verdad, bondad y utilidad antes de hablar. Eso es tener coherencia. 

Jamut'arina - Reflexionemos 

TORIBIO ROCABADO C.

Lic. en Educación y Comunicación – Magíster en E.S.

[email protected]il.com

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad