Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 09:08

Administración pública gentil, honesta y puntual

Administración pública gentil, honesta y puntual

Llaqtap kaqninta sumaq, chiqan, k’apaq ima. El modelo de gestión en cualquier ámbito debería caracterizarse por ser gentil, honesto y puntual. La gentileza es un atributo que caracteriza a la buena persona, la honestidad es la dimensión de la verdad, la libertad y la autonomía, y la puntualidad es parte de la personalidad, que respeta el tiempo de los demás. 

Sumaq Kawsay ukhupi waqikunapaq sumaq, chiqan, k’apaq ima allin kamachiykuna. Kamachiq kayqa musuq kikinchaykunata mask’ay, karunchasqakunata khuskayachinanku  tiyan, chakra runata, llaqta runata ima allinllanankupaq llamk’ananku tiyan.  (Dentro el Vivir Bien la gentileza, la honestidad y puntualidad son principios de hermandad. Ser autoridad es buscar nuevos paradigmas, juntar a los discriminados, trabajar por el bienestar de las personas del campo y de la ciudad).

Muchas autoridades electas, ya me marearon con el poder, afloraron las ambiciones personales, el interés político, la sed de desquite, el olvido premeditado a sus electores, la deslealtad simulada con sus semejantes, el abandono pensado a la población opositora, la arrogancia y la soberbia camuflada de simpatía. 

Entre tanto, las autoridades educativas designadas retomaron modelos de gestión cuestionados por el excesivo autoritarismo y la falta de sensibilidad, donde la calidad educativa, la crisis sanitaria, la crisis económica y la falta de condiciones tecnológicas y de accesibilidad quedaron en segundo plano. Lo más importante es mostrar que existe una normalidad ilusoria.

Llaqtap kaqninta ukhupi, kamachiqkuna runakunapi umallikunanku tiyan, ñak’ariqkunata yanapananku tiyan, mana llamk’aqkunayuqpaq llamk’ayta paqarichinanku, wawakunapaq, waynakunapaq ima qhipa allin kawsayta jallch’ananku tiyan. (Dentro la administración pública, las autoridades deben pensar en la gente, ayudar a los que sufren, crear fuentes de trabajo para los que no trabajan, asegurar buen futuro para los niños y los jóvenes).

Para completar esta reflexión, es importante mencionar los valores que deben cultivar y practicar las autoridades en la gestión pública.

La ética, el respeto, la honestidad, la eficiencia, la sensibilidad, la responsabilidad, la amabilidad, la cortesía, la cordialidad, la vocación de servicio, el espíritu de solidaridad, el espíritu de colaboración, el trato igualitario, la participación protagónica y esfuerzo en equipo.

Kamachiqkuna ñawirispa jamut’ariychik. 

Jamut'arina - Reflexionemos 

TORIBIO ROCABADO C.

Lic. en Educación y Comunicación – Magíster en E.S.

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad