Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 17 de enero de 2020
  • Actualizado 19:56

La conversión de Europa hacia la Amazonía

La conversión de Europa hacia la Amazonía

¿Amazonía también en Austria? El conocido teólogo Paul Zulehner lanzó —poco después del Sínodo para la Amazonía— una petición pública para que los obispos en Europa saquen sus propias consecuencias y pidan al Papa la ordenación de varones casados y el diaconado femenino.

¿Amazonía también en Europa? En muchos comentarios públicos la recepción del Sínodo en Europa se limita a estos dos puntos: el tema del celibato y la ordenación diaconal para las mujeres. En casos contados, y muchas veces a manera de un saludo a la bandera, se aumenta algo como “respeto a la Madre Tierra” o “protección del medio ambiente”.

Pero el Sínodo fue algo mucho más profundo y profético. Antes de volver a sus países, muchos participantes fueron invitados a seminarios y encuentros en Europa para compartir sus experiencias. En esas ocasiones, los que tuvimos esa oportunidad de escucharlos, pudimos experimentar que el Sínodo era un grito profético y una práctica de la conversión.

Fue un encuentro eclesial en el que tuvieron su propio protagonismo los pueblos indígenas y las mujeres. Fueron muy pocas las personas de estos dos grupos sociales que pudieron participar en el Sínodo. Pero incluso las mujeres indígenas que participaron (como la ecuatoriana Patricia Gualinga), normalmente triplemente marginadas en la Iglesia Católica, se sintieron acogidas y decían que fueron escuchadas.

Y los obispos confesaron: “el clamor de la tierra y el grito de los pobres y de los pueblos de la Amazonía nos llama a una verdadera conversión integral” (§ 17). Son los pueblos indígenas que llaman a los obispos a convertirse, no al revés. Es la Tierra que clama, el agua, el monte; son los animales, los pobres y violentados, las mujeres que sufren violencia y feminicidios, que llaman a los obispos a convertirse, “a relacionarse armónicamente con la casa común” (§ 18), lo que implica también cambios estructurales dentro de la Iglesia Católica.

En algunas partes de Europa ya se escuchó este grito de los pobres y de la Amazonía. Pero es necesario que también nosotros asumamos la conversión necesaria dejando el pillaje indiscriminado de los recursos amazónicos. Y como tarea urgente, desarrollar un sistema económico global alternativo que respete la interrelación de todo lo creado.