Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 19:52

Menos dinero para las alcaldías y universidades

Menos dinero para las alcaldías y universidades

El 14 de septiembre, la Agencia de Noticias Fides publicó un artículo con el título “Elecciones 2019: Mesa plantea la reducción de impuestos y terminar con el sistema extorsivo”. En la citada publicación, se menciona el plan de gobierno del candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, que tiene por propuesta la reducción de los impuestos y el déficit fiscal, entre otros.

Sobre el particular, es importante aclarar que existe impuestos que pertenecen al dominio tributario nacional, los cuales son aprobados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, así como impuestos que pertenecen al dominio exclusivo de las autonomías departamental o municipal, mismos que son aprobados, modificados o eliminados por sus concejos o asambleas, a propuesta de sus órganos ejecutivos. 

Bajo la propuesta de Mesa, la reducción de impuestos solo se aplicaría a los impuestos de dominio nacional, porque los demás impuestos están sujetos a la administración de las Entidades Territoriales Autónomas (gobernaciones y alcaldías). Entre los impuestos de la administración tributaria nacional podemos citar el Impuesto al Valor Agregado, el Régimen Complementario al Impuesto al Valor Agregado, Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas, Impuesto a las Transacciones, Impuesto a los Consumos Específicos, Gravamen Aduanero y otros.

Hasta 2018, de acuerdo a la información de recaudación tributaria sin Impuesto Directo a los Hidrocarburos, publicada en la página web del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el Impuesto al Valor Agregado (Mercado interno e importaciones) representa el 46% (Bs 20.977 millones) del total, el IUE 19% (Bs 8.882 millones), GA 7% (Bs 3.185 millones), IT 5% (Bs 2.527 millones) y el Resto 23% (Bs 10.458 millones). Con la medida de reducción de impuestos, debemos asimilar que se percibirá mucho menos de lo que se recaudó en dicha gestión.

Por otra parte, se tiene conocimiento que para 2020 los gobiernos autónomos municipales y gobiernos autónomos indígenas originarios campesinos son beneficiados con recursos de coparticipación tributaria con importe total de Bs 8.257 millones y las universidades públicas con  Bs 2.211 millones. En este entendido, de aplicarse la reducción de impuestos, afectará directamente a la recaudación tributaria, lo que significaría que las transferencias programadas por ingresos de coparticipación tributaria bajarán en 2020. Por consiguiente, todas las alcaldías y universidades deberán recortar sus presupuestos institucionales porque percibirán menores ingresos.

Esta situación permite demostrar que el modelo económico propuesto por Mesa es neoliberal, porque pretende reducir el déficit fiscal a través de la reducción del gasto público (recorte presupuestario). Llama la atención que la propuesta de reducción de impuestos solo favorece a las empresas y no así a la población en general.

Además es una aberración que no evalúe el impacto negativo en el crecimiento económico por las medidas que pretende implementar, cuando se ha observado que en Argentina el modelo económico neoliberal ha sido un fracaso.

En Argentina, Mauricio Macri implementó diversas medidas desde 2016 para reducir principalmente el déficit fiscal y mejorar el crecimiento del PIB, empleo, comercio exterior y reservas del banco central. 

Por todo lo expuesto, concluyo que la propuesta económica de Mesa definitivamente nos llevará a la crisis económica que atraviesa Argentina.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad