Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 01:30

La Verde o el placer de equivocarse

La Verde o el placer de equivocarse

Hace exactamente una semana, en esta misma columna, pronostiqué que Bolivia iba a hacerse chicotear con Perú, en el partido que ambas selecciones jugaron en La Paz por las Eliminatorias para Catar 2022. Y me equivoqué. Y no podría estar más feliz de haberme equivocado. Me siento incluso orgulloso de ese equívoco. La Verde jugó un partido mediocre, pero la suerte estuvo de su lado y ganó por la mínima diferencia. Pese a jugar gran parte del segundo tiempo con uno menos, por la infantil expulsión de Henry Vaca, hizo un gol de chiripa (anotado por el otro Vaca, Ramiro) y fue capaz de soportar los embates peruanos.

Imaginé que la fortuna se nos agotaría ese domingo, pero el jueves, ante Paraguay, otra vez en el Siles, volvió a sonreírnos. Cuando íbamos ganando 1-0, tras un golazo de Rodrigo Ramallo (a quien, por cierto, también subestimé), nos cobraron un penal en contra que el paraguayo Sanabria tuvo a bien ofrendar al Illimani o algún otro achachila que se quedó con el balón proverbialmente lanzado por encima del arco de Lampe. La suerte de mantener nuestra portería sin goles durante el primer tiempo fue recompensada en el segundo por la nueva camada de futbolistas de la Selección: los Villarroel, Ábrego y Fernández, que completaron la inesperada goleada que, al menos matemáticamente, volvió a meternos en la discusión por una plaza en el Mundial del próximo año. No solo eso: dicen los “estadísticos” del balompié boliviano que es la primera vez desde 1993 que Bolivia gana dos partidos consecutivos en su camino a una cita mundialista.

No quiero ni voy a pecar de optimista o iluso. Antes bien, voy a reincidir en lo que hice hace una semana: desplegar mi pesimismo más rotundo para que la suerte o la Selección o la Selección-con-suerte tengan la cortesía de volver a desmentirme, de llevarme al equívoco nuevamente. Así las cosas, mi pronóstico para las dos próximas fechas de las Eliminatorias es el siguiente: Bolivia recibirá una soberana paliza en Lima a manos de Perú y no pasará del empate en La Paz ante Uruguay. Y ya que estamos en plan pesimista, vamos a por todo: tras las dos siguientes fechas, la Verde caerá en sus dos partidos de visita, con Venezuela y con Colombia, y lo propio le ocurrirá en los últimos dos en que será local, contra Chile y Brasil.

Eso. Solo espero equivocarme de cabo a rabo.

DIOS ES REDONDO

SANTIAGO ESPINOZA 

Periodista

@EspinozaSanti