Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 23:35

La resurrección de Eriksen y Dinamarca

La resurrección de Eriksen y Dinamarca

La Eurocopa apenas comenzaba cuando sufrió su primera baja. En un hecho insólito en el torneo, el volante danés Christian Eriksen se desplomó en medio del partido entre su Selección y Finlandia. No hubo falta ni nada parecido que lo precipitara al suelo. Y lo peor es que, aunque en principio parecía estar respirando, unos instantes después dejó de hacerlo. En medio de un cordón desplegado por sus compañeros, el equipo médico de Dinamarca tuvo que reanimar al futbolista de 29 años para recién trasladarlo a un hospital próxima de Copenhague. Por varios minutos muchos creyeron que el jugador del Inter de Milán había muerto o que había sufrido una muerte cerebral. Por fortuna, llegó el parte médico oficial y con él, la buena noticia de que había reaccionado favorablemente a los auxilios y estaba consciente en el hospital. Eso sí, precisaron los médicos, el incidente fue grave: Eriksen murió por algunos segundos, así que debieron resucitarlo.

La resurrección del 10 danés dio lugar a que la UEFA autorizara la reanudación del partido que se interrumpió tras el desmayo. Previsiblemente afectada, Dinamarca no pudo ante Finlandia, que finalmente le ganó por un gol. Mientras se multiplicaban los mensajes de apoyo y los homenajes a Eriksen, de parte de otros seleccionados, los daneses debieron disputar su segundo partido contra Bélgica y volvieron a perder, esta vez por 1-2. No pocos los dieron desclasificados, pues sus rivales en el Grupo B habían sumado siquiera tres puntos. Para pasar a octavos debía ganar por buena diferencia su último encuentro contra Rusia y esperar que Finlandia cayera con Bélgica. Mientras, debían hacerse la idea de que no contarían con Eriksen por el resto del torneo, cuando no para siempre, pues lo habían operado para ponerle un desfibrilador en el corazón, que muy probablemente no le permitiría volver a dedicarse profesionalmente al fútbol. Como para contrapesar esa desgracia, los dirigidos por Kasper Hjulmand fueron bendecidos por un doble “regalo”: vencieron 4-1 a Rusia y Bélgica les dio una mano ganándole 2-0 a Finlandia. Con apenas tres puntos y por diferencia de gol, pasaron a octavos como segundos de su serie detrás de los belgas.

Diezmada por la ausencia no solo de Eriksen, sino también de Daniel Wass y Yussuf Poulsen, habituales titulares, Dinamarca jugó ayer su partido de octavos contra Gales y no solo ganó, sino que se paseó, doblegó a Bale y compañía por 4-0 y se sacó el boleto para jugar cuartos de final de la Euro. Hace solo una semana estaban casi desahuciados del torneo, pero hoy los daneses son la encarnación futbolística del ímpetu vital de su estrella, Christian Eriksen, pues, como él, han sido capaces de aferrarse a la última chance de vida que les dio la Eurocopa y resucitaron. 

DIOS ES REDONDO

Santiago Espinoza A.

Periodista

@EspinozaSanti