Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 22:12

Los futbolistas no saben de fútbol

Los futbolistas no saben de fútbol

Abundante polvareda ha levantado el premio The Best 2023 que le fue concedido a Lionel Messi a inicios de la semana pasada. En medios y, sobre todo, redes sociales se extendió una desmedida indignación sobre la supuesta injusticia de que el argentino le ganara la pulseta a Haaland. Incluso los incondicionales del rosarino, con excepción de sus compatriotas, vieron en su victoria un hecho inmerecido e innecesario para un futbolista que lo ha ganado todo y hace ya tiempo es leyenda viva del deporte.

Lo extraño de la situación es que mucho del malestar por el premio se ha ensañado contra el ganador, como si el hoy jugador del Inter Miami habría decidido dárselo a sí mismo. Y no es así. Messi se quedó con el tercer The Best de su carrera gracias a que se impuso sobre el delantero noruego en una votación muy reñida que se dirimió en la etapa de desempate. Según los datos difundidos por la FIFA, que organiza anualmente los galardones, Leo y Erling empataron en puntos: ambos alcanzaron 48, 13 más que el tercer finalista, Kylian Mbappé. El ganador se resolvió por la ventaja que el “10” argentino le sacó al jugador del Manchester City en el grupo de votación correspondiente a los capitanes de las 211 selecciones registradas en la FIFA.

Messi sumó 13 puntos contra 11 de Haaland en la categoría de capitanes. La misma diferencia obtuvo en la categoría de hinchas votantes registrados en la web de la FIFA. Mientras, el goleador de la última Champions le ganó por 13 a 11 a la estrella de la MLS en las categorías correspondientes a entrenadores (de las 211 selecciones) y a periodistas (elegidos uno por cada país con presencia en la FIFA). Que el desempate se diera en la categoría de capitanes es una previsión que está en el reglamento del The Best. En resumen, quienes determinaron que Messi le arrebatara el premio a Halland fueron sus colegas, los capitanes de los equipos nacionales, esto es, algunos de los mejores futbolistas del mundo. Si a alguien habría que culpar de la “injusticia” es a ellos y, en menor medida, a los hinchas. Porque los entrenadores y los periodistas se jugaron por el gigante nórdico.

A los futbolistas profesionales que votaron cabe también responsabilizar por la elección de los jugadores que integran el onceno ideal de 2023. Que en esa alineación faltaran Ederson y Rodri es su culpa. La ausencia del portero brasileño y del mediocampista español, ambos jugadores del City, debería indignar tanto o más que el premio para Messi. A mí, particularmente, me asquea que el autor del gol que le dio su primera Champions al equipo de Pep haya sido tan injustamente ignorado. Su ausencia en la nómina es un indicador de que los futbolistas no saben de fútbol. Ni más ni menos.

Así pues, si quieren descargar su frustración por los ganadores de los premios The Best, vayan a buscar a los capitanes de sus respectivas selecciones. Es lo que voy a hacer ahora mismo. ¿Alguien sabe dónde puedo encontrar a Martins?

DIOS ES REDONDO

SANTIAGO ESPINOZA A.

Periodista

@EspinozaSanti