Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 12:39

Courtois, Balón de Oro

Courtois, Balón de Oro

La Champions es el mejor torneo del mundo mundial que –para gloria de algunos y desgracia de tantos– casi siempre gana el Real Madrid. Algo así escribí hace no mucho, acaso cuando el equipo español sacó al PSG de esta edición de la liga. ¿O al Chelsea? ¿O al City? Qué más da. La máxima vale para esos tres partidos. Y para el de ayer, claro: la final que los blancos le ganaron 0-1 al Liverpool, en París.

Ni siquiera voy a intentar reinstalar el debate en torno a los merecimientos del plantel dirigido por Ancelotti. Ya no. No tiene sentido. El Real Madrid es campeón de la Liga de Campeones de Europa y ya está. La ganó sacándose de encima a los mejores equipos de Europa, esto es, los tres primeros de la Premier League. Al tercero, el Chelsea, anterior campeón de la Champions, lo despachó en cuartos. Al primero, el Manchester City, lo dejó afuera en semifinales. Y al segundo, el Liverpool, lo hizo llorar en la final. A los dos primeros se los cargó en series épicas, haciendo valer la mística de su localía en el Bernabéu y rentabilizando la mejor temporada de su goleador y capitán, Benzema. Para imponerse a los de Klopp sufrió menos. Marcó el gol y del resto se ocupó su portero, Thibaut Courtois.

No en vano elegido el jugador más valioso de la final, el arquero belga conjuró goles del Liverpool que estaban listos para cantarse. A Mané la atajó un remate bien colocado que desvió al poste derecho. Y a Salah le contuvo al menos tres opciones clarísimas: la primera, en el primer tiempo, que lo agarró a contrapié en el área chica; la segunda, ya en el segundo tiempo, cuando volvió sobre sus pasos para cerrar su palo izquierdo al filo de la línea; y la tercera, la tapada del partido, cuando levantó su hombro para desviar un remate seco ejecutado tras un control prodigioso en el aire del delantero egipcio. Nada que hacer. Con un arquero así, la gloria está al alcance de las manos (con guantes).

Mucho se viene hablando de los méritos que viene sumando Benzema para llevarse el Balón de Oro de este 2022. Razones hay de sobra, si se mide su desempeño en la liga española y, sobre todo, en la Liga de Campeones. Pero, no debiera perderse de vista la gran temporada que viene cumpliendo Courtois bajo los tres palos del Real Madrid. Suele ser más natural premiar al que anota que al que contiene los goles, pero esta versión del equipo blanco se presta para pensar cuán determinante puede ser un guardameta para la consecución de títulos. Puede que, como más de uno aconseja, haya que esperar al Mundial de Catar para que este año consagre a su figura. Ahí, Benzema y Courtois ya no jugarán para el mismo onceno. A ver quién llega más lejos y quién lo hace de mejor forma. Y a ver si es que no aparece un tercero en discordia. 

DIOS ES REDONDO

SANTIAGO ESPINOZA 

Periodista

@EspinozaSanti

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad