Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 18:05

Opachiste

Ladrón pillado será quemado, dicen los letreros en cualquier barrio. Nunca falta el imbécil que justifica ese retroceso de mil años como justicia comunitaria. La turba le pone precio a una vida: a veces cotiza lo mismo que un automóvil y otras equivale a un puñado de joyas, un televisor y algo de dinero. La ley es un opachiste.

FÓVEA

Roco Aüe

[email protected]