Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 22:28

Gran hermano

Los ojos omnipresentes muestran una “realidad” que nunca está libre de ideología; las pantallas que invaden nuestros días y noches nos miran, saben dónde estamos, qué dudas tenemos, quién nos habla y cuáles son nuestros sueños y miedos. El algoritmo y sus ojos nos clasifican y nos ofrecen al mercado. Las relaciones más estables se dan, ahora, entre las personas y sus pantallas.

FÓVEA

Roco Aüe

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad