Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 14:59

No vivimos una endemia

No vivimos una endemia

La endemia, según los diccionarios  calificados, es una enfermedad que afecta  a una región o un país determinados en forma habitual  o en determinadas épocas. Esta concepción  que  la población domina en su conocimiento, se aplicaría  a los resfriados  y enfermedades  de fácil transmisión. Ahora, el COVID y sus constantes irrupciones manifestadas en las variantes no es una endemia de época sino que este virus, parece, será difícil exterminarlo en los próximos años en forma definitiva.

Por ello, ante esta irrefutable evidencia, es muy sensato adherirse al sentido común y aplicar  con disciplina estoica todas las recomendaciones  periódicas  que establece la ciencia  a través de los médicos epidemiólogos y virólogos. El uso de las mascarillas  es muy efectivo, así como el distanciamiento social. La ventilación mejorada también ayudará especialmente si se está cerca de la fuente de contagio.

Ayuda mucho apartarse de las tradicionales costumbres: evitar aglomeraciones, invitaciones a reuniones sociales, utilizar el transporte público solo en unidades que estén a determinadas distancias y las medidas prescritas, asistir a restaurantes en los cuales se exige y practica la distancia, el barbijo y se controla la temperatura al ingreso. Ahora, a partir del 26 del mes en curso se deberá presentar el carnet de vacuna uno y dos y el refuerzo, según el grupo etario.

En los servicios públicos sean bancos, cines, servicios médicos, supermercados y mercados tradicionales, exigir la distancia en las filas de espera; superar la molestia de lavarse las manos  después de cada manipuleo de lo que fuere, acción que significa hacerlo entre 10 y 15 veces al día.

La pertinaz presencia de esta pandemia nos obliga a conocer, cada vez más, los auxilios  médicos que determina la ciencia como la vacuna con sus progresos ante las variantes. Ahora  ya no es suficiente una dosis, sino una segunda y un refuerzo; debido a que la efectividad de los anticuerpos  decrece después de los tres meses.

En síntesis, es un panorama mundial superlativamente complejo que ostenta inherencia con la preservación de la vida, que solo puede ser superado  con el deseo  enérgico de precautelarla como un valor insustituible.

FORO

RAÚL PINO-ICHAZO T.

Abogado, posgrados en Derecho Aeronáutico, Arbitraje y Conciliación

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad