Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 22:35

Día de la literatura infantil

Día de la literatura infantil

El día conmemorativo es extraordinario por su referencia directa a los primeros contactos  de nuestros niños con la lectura infantil, la cual es determinante para  ir trasformando sus cerebros con marcos de referencia para su vida futura, aunque, lamentablemente, esa pasión de los niños por el libro infantil está siendo turbada en su necesaria asiduidad y, no positivamente, por el acceso libre al internet.

El libro infantil contiene un valor intrínseco invalorable debido a que los escritores de libros infantiles han concebido sus ideas plasmadas y  adaptadas a la inquieta mente infantil, invirtiendo innumerables horas, días, meses y años  de trabajo intelectivo en pos de la búsqueda de ideas y del conocimiento de la psicología de las niñas y niños; para que sus frases, párrafos y páginas, así como las ilustraciones generen en aquellos la  indomable imaginación que será una actividad constante  para alcanzar el próximo paso que es la invención y las ideas productivas en su profesión u oficio, además que repercutan en el progreso del país.

Esta introducción sirve fundamentalmente  para vislumbrar en las niñas y niños los inicios  de la identidad; esa identidad naciente establecerá un puente entre las etapas de la infancia en que el sí mismo, las imágenes de los padres y los libros infantiles adquieren connotaciones culturales.

La niña o el niño deriva una sensación vitalizadora de realidad a medida que percibe su manera individual y peculiar. En este sentido, es imposible  tratar de engañar a los niños con alabanzas vacías y estímulos condescendientes; puede ser que acepten algún refuerzo artificial de su auto estimación, pero la identidad de su yo adquiere fortaleza  solo con el reconocimiento sincero y permanente de logros reales, es decir, los que contienen significado cultural.

Ahora, como parte central de esta columna y sin eufemismos, debo abordar un tema que duele  acometerlo: la introducción progresiva y con sublime tacto y cuidado, en la adaptación a la idea del escritor de un tema de esclarecimiento sobre los flagelos actuales como las drogas, adicciones, alcoholismo, tabaquismo y sexo descontrolado.

Con un porcentaje elevado de esperanza de aceptación irradio esta sugerencia de la introducción progresiva de los temas de esclarecimiento en los libros infantiles que ayudará sin desviaciones a los niños en su percepción de los problemas existenciales que son insoslayables, cumpliendo el objetivo de estructurar en sus mentes marcos de referencia veraces y reales a la actualidad mundial, antes que surja, por negligencia, el esclarecimiento brutal en esa mente inocente y, si el mismo es consumado en su pequeño círculo social, donde no falta el niño avezado o el adolescente imprudente que pretende saber más, empero, con sensibles distorsiones e imperfecciones que no debería transmitir.

FORO

RAÚL PINO-ICHAZO T.

Abogado, posgrados en Derecho Aeronáutico, 

Arbitraje y Conciliación; Filosofía y Política

[email protected]