Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:30

¿Tiene la culpa Biden?

¿Tiene la culpa Biden?

Basta ver la cadena CNN y prestar atención a sus analistas para saber que ningún movimiento de EEUU es improvisado; y el retiro de tropas de la capital de Afganistán hace mucho tiempo que se negociaba con los talibanes, desde Obama en el Departamento de Estado hasta los jefes militares del Pentágono. Los analistas coinciden en condenar la salida precipitada de las tropas norteamericanas de Kabul y dicen que EEUU debe dejar de imponer su modelo de democracia por la ocupación militar.

Esto es tan cierto, que en 1994 viajé a Riberalta a un congreso de periodistas y esas calles estaban ocupadas por soldados norteamericanos muy grandes, los cuales estaban o parecían drogados, a juzgar por los insultos que prodigaban a la población civil, aunque tenían instruido que por nada del mundo los agredieran físicamente. La población conversaba indiferente a los insultos y algunas chicas no querían hacer pieza con ellos porque las trataban brutalmente. Imagínense qué ocurriría si tuviéramos bases militares norteamericanas formales, y no tropas que dizque colaboraban con el tráfico de cocaína en la frontera.

Un analista dice que los gobernantes de EEUU deberían decidir no invadir más los países que deseen con el pretexto de llevar allí la civilización, el capitalismo, el modelo norteamericano de democracia; y entender que, aun siendo el ejército más grande del mundo, su presencia no es grata para la población local y cuesta mucho dinero, miles de millones de dólares como gastó EEUU en 20 años de ocupación de Afganistán.

Lo grave y también clave de la noticia está en que esos dólares los paga el contribuyente y van a parar al ingente bolsillo de las transnacionales. En eso consiste el capitalismo de hoy: la presencia permanente de la guerra para financiar tropas y armamento con las transnacionales, lo mismo el uniforme y las armas convencionales que el cohete Exocett, del cual se usó casi 200 en el bombardeo a Trípoli, y conste que cada cohete costaría mil millones de dólares.

Algunos gobiernos europeos sugirieron que se creara una fuerza europea conjunta para continuar con la ocupación de Afganistán, pero saben que esta posición es ilusoria, porque EEUU financia a la OTAN y los gobiernos europeos no aceptarían los costos que cuesta mantener un ejército allí.

Este es un resumen de lo que dicen en CNN algunos analistas invitados. ¿Qué dirán los demás gobernantes del mundo?

La gestión de los talibanes y del Isis-K es algo pendiente que no nos concierne. No queremos terrorismo sino democracia, pero una democracia nuestra, no un modelo impuesto con la ocupación militar. 

OJO DE VIDRIO

RAMÓN ROCHA M.

Escritor, abogado, “cronista de ciudad”

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad