Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 22:41

Kant y la raza blanca

Kant y la raza blanca

Inmanuel Kant, filósofo de la Crítica de la Razón Pura y la Crítica de la Razón Práctica, entre otros libros, es una de las cumbres del pensamiento filosófico occidental; sin embargo, los estudios sobre este hombre que influyó incluso en Franz Tamayo no se refieren a su cátedra de Antropología, que ejerció durante 40 años en la Universidad de Kônisberg hasta su retiro en 1797 ¡sin haber salido de allí en toda su vida!

Excepto los blancos, negros, amarillos y rojos tienen inclinación al mal: carecen de principios éticos; no tienen autoconciencia ni una voluntad racional.

Negros e hindúes son “incapaces de madurez moral” y carecen de razón. Los indios americanos son “completamente ineducables porque carecen del “afecto y pasión” y los africanos solo pueden ser “entrenados” como esclavos y sirvientes.

Los negros “están llenos de afecto y pasión, son muy vivaces, conversadores y vanidosos. Ellos pueden ser educados pero solo como sirvientes (esclavos), o sea que permiten ser entrenados.  El “entrenamiento” para Kant es pura coerción física y castigo corporal, y en sus escritos sobre cómo forzar a los sirvientes o esclavos africanos a la sumisión.

Lo diferente, lo otro, lo indio y lo negro, es malo y distinto a lo blanco, “lumínico y bueno”. Y los otros son más o menos humanos y civilizados en tanto se aproximen al ideal blanco europeo.

Sobre los hindúes, dice que “ellos nunca pueden alcanzar el nivel de conceptos abstractos”, y este pensamiento es extendido a persas, chinos, turcos y a todas las comunidades de Oriente. La única raza capaz de progreso es la blanca europea.

Las razas son más o menos superiores en tanto se aproximan a la raza blanca, “superior a todas las demás”, las cuales son “degenerativos del blanco original”.

Un absurdo de Kant es decir que “Los negros nacen blancos, excepto por sus genitales y un aro alrededor de su ombligo, que también es negro. Durante el primer mes, la negrura se desparrama por todo el cuerpo desde esas partes”. Otro absurdo kantiano es que en 1785 decía que la piel se volvía negra debido a una sustancia inflamable que se llama phlogiston. Según el Diccionario Webster es: El hipotético principio del fuego considerado formalmente como una sustancia material.

Sobre la capacidad de razonamiento de un negro, al leer una declaración hecha por un africano, Kant opinó: “este tipo era bastante negro de arriba abajo, una clara prueba de que lo que dijo era estúpido”. Y también decía que “los peruanos son gente simple porque se ponen todo lo que se les da en la boca”. Para él la raza era una cualidad moral inalterable e inmodificable.

OJO DE  VIDRIO

RAMÓN ROCHA MONROY

Escritor, abogado y  "Cronista de la Ciudad"

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad