Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 10:10

Intervenciones urbanas

Intervenciones urbanas

La ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, lanzó la medida más justa para redistribuir el ingreso a los artistas y promotores culturales mediante fondos concursables, que adjudicó cumplidamente y sin fijarse en el color político de los ganadores.

Ya fue adjudicada otra fase del proyecto, pero con los bloqueos y el estado artificial de crisis, ¿podrá la Ministra desembolsar los fondos que están esperando angustiosamente y en silencio los concursantes del PIU?

El Programa Intervenciones Urbanas (PIU) ha desembolsado mucho dinero para proyectos culturales y no se ha detenido, sino que se prolongará el 2020. Es cosa del movimiento cultural boliviano pedir que el Estado cumpla el mayor deber de pluralidad democrática, como ha sido este programa para adjudicar fondos a programas de desarrollo de esa parte tan olvidada de la administración, como es la cultura o las culturas. Cine y Audiovisual, Industrias culturales, Deportes, Innovación social y tecnológica son cuatro campos en los cuales se ha lanzado la convocatoria de Intervenciones Urbanas. Entre los fondos adjudicados se ha establecido en Sucre el Centro Plurinacional de las Culturas y las Artes “La Sombrerería”, en cuya presentación se rindió homenaje a la conocida poeta Matilde Casazola, una infraestructura cultural enorme, con atención a muchos géneros artísticos. Era la fábrica de sombreros Charcas Glorieta, pero hoy es un flamante edificio cultural, con intervenciones en creación, formación, circulación, investigación y difusión artística sobre una superficie construida de 16.857 metros cuadrados, donde hay teatro, salas de ensayo, auditorio, salas de cine, de exposición, patio de comidas, cafeterías, biblioteca, museo, aulas para diversos usos y otros ambientes, con dos salas de parqueo. La Sombrerería está administrada por el Programa de Intervenciones Urbanas, en un modelo de administración que se discute con los actores culturales de la capital. En cine y audiovisual hay varias áreas donde se puede presentar proyectos: circulación, formación, difusión, transformación, desarrollo de proyectos, producción y pos producción. Hay muchos beneficiarios en diversos géneros que esperan el desembolso indicado; pero se ven perjudicados por los bloqueos. Los bloqueadores están perjudicando a la población de escasos recursos, que se traslada a vivir del comercio y usa transporte público. No faltan algunos insensibles que no dejan pasar motocicletas ni peatones. Ya no se trata de saber quién es el culpable, sino qué derecho tienen estos bloqueadores de decidir quién pasa y quién no.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad