Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:49

Sobre Héroes y Tumbas

Sobre Héroes y Tumbas

Dije hace rato que no busco leer sino releer; y eso me pasó con Sobre Héroes y Tumbas, de Ernesto Sábato. Leí la novela muy joven, y hoy que releo veo con estupor cuántas cosas no he podido captar. Dice Sábato: "No habíamos terminado de levantar un nación cuando el mundo que le había dado origen comenzó a crujir y luego a derrumbarse".

Se refiere, sin duda, a Europa y a la Argentina; pero, en realidad, a toda América, donde sufrimos un doble derrumbe: el de nuestros originarios y, cuando nos aferramos a los resquicios de blancura en nuestra piel y al eurocentrismo más desesperado, Europa, el lugar de la razón, el continente más racional comienza a crujir y a derrumbarse con dos guerras europeas, que no mundiales, donde murieron 30 millones de civiles y dieron lugar a la irrupción de la generación del empute: desde los existencialistas, generación beat, beatniks, blues, jazz y rock and roll; desde las protestas contra la guerra de Vietnam y la escalada de la tortura en AL hasta el rock actual y la actitud de los jóvenes, que odian a los viejos y con su rebeldía anuncian la crisis de Occidente, que ya dura décadas y está cada vez peor. Contracultura, que le dicen.

Aquí no logramos consolidar una nación, pese al darwinismo social del Partido Liberal, que se aferró a una república que ignoraba al 80% de la población: cholos, que no europeos, pero se creían así.

Vino la reforma agraria de 1953 y los ricos hacendados emigraron a EU o a Europa, es decir, a Occidente, compraron fincas como si siguieran siendo terratenientes y hoy sus nietos no quieren dejar NY con su cultura urbana, sus smarts, su TV por cable e ir a esas fincas. Por nostalgia, los viejos hacendados quisieron prolongar su condición de terratenientes, pero no aquí sino en Occidente, y los nietos los ignoraron. Y todo porque pertenecen a la cultura urbana, pero de Occidente. Lo mismo pasó con el intento de crear desde el Estado una burguesía nacional, porque sus nietos escogieron irse a Occidente, nunca aquí.

El Informe sobre ciegos es el capítulo más recordado de Sobre Héroes y Tumbas, de Sábato. Nos influyó tanto porque es la investigación de un paranoico, que una noche en la avenida América casi Libertador, donde hay una Escuela para Ciegos, se me ocurrió colarme al patio. Lo hice muy callado, pero los ciegos, por supuesto a oscuras, creo que intuyeron mi presencia y comenzaron a moverse como sombras de búhos o de buitres. Había una luz que provenía de un televisor prendido, donde una ciega "escuchaba" su telenovela. Salí corriendo.

OJO DE VIDRIO

RAMÓN ROCHA M.

Escritor, abogado, “cronista de ciudad”

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad