Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 15:31

Estoy muy feliz

Estoy muy feliz

Me siento muy feliz por varias razones: porque lo más irracional en política quedó atrás; porque la sociedad se impuso al Estado; porque ganamos con más del 55%; porque tramité mis vacaciones en la U hasta febrero; porque está en mis cálculos retirarme; porque me voy a jubilar y sé que puedo vivir pobremente; porque no necesito pegas ni cargos ni canonjías para ser soldado del proceso de cambio; porque sigo siendo fiel militante del MAS, pese a las adversidades; porque se hará justicia con los que sabemos; porque ya no hay miedo y otra vez, como decía mi carnal Alfredo, plata y miedo nunca vamos a tener. ¿No son suficientes razones para sentirme feliz?

Si tuviera 10 años menos sería más útil al proceso, pero lo siento en mi corazón y lo apoyo.

Así lo confirmé en 14 años en los cuales jamás pedí una pega, no obstante que tenía muchos hermanos, y todo gracias a los ingresos que me dio la UMSS. ¿Puedo retirarme de la U con odios o rencores? ¿No es verdad que no? Siempre tuve compañeros y compañeras de trabajo alegres y comprensivos y no podría quejarme de ninguno de ellos. Alguna vez dije que si me retiraba el rector Ríos, lo primero que hubiera hecho es subir a verlo para agradecerle su confianza. Hoy tenemos nuevo Rector, el Ing. Julio Medina, mi buen amigo, a quien le deseo una gestión brillante, como se merece, lo mismo que al vicerrector Gerardo Carvajal. Pasaron las elecciones, y, aunque voté por Manuel Monroy y por Eduardo Zambrana, los victoriosos ganaron en buena lid y hay que reconocerlo.

Para mí, la UMSS ha sido una institución enorme, que siempre me ha cobijado en mis años de formación, como docente y como administrativo. He tenido muy buenas autoridades desde que Picucho me invitó a ser su secretario general, todos inolvidables.

Muchos profesionales de hoy han sido mis alumnos, y ellos conocen mi capacidad y entrega a la docencia, lo mismo que al trabajo administrativo. Gracias a la UMSS he ganado un sueldo decoroso, que me ha permitido pensar con libertad pero sin odio, con pleno reconocimiento por quienes piensan distinto. Siempre lo dije: la amistad está antes que la política. La política es un universo muy pequeño como para abarcar la vida. ¿Por qué nos vamos a encerrar en la política? Amigas y amigos hemos hecho a lo largo de la vida, no de la política, y hay que respetarlos.

Un saludo cordial a mis compañeras y compañeros de trabajo.

OJO DE VIDRIO

RAMÓN ROCHA M.

Escritor, abogado, “cronista de ciudad”

[email protected]