Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:02

El Estado Plurinacional

El Estado Plurinacional

¿Qué parte de la Constitución de 2019 es aceptada por la oposición? El Estado Plurinacional, la wiphala como símbolo patrio, el cambio en la investigación de la paternidad, hoy obligación de los papás, no de las mamis, la limitación de adjudicaciones de tierras a 5.000 hectáreas, el reconocimiento a 36 naciones que conforman el Estado Plurinacional, tales son algunas de las garantías constitucionales en las que la oposición no se ha pronunciado o lo hace a regañadientes.

No entiendo por qué se sobresaltan sobre la denominación de Estado Plurinacional, si en todo el mundo hay apenas 20 Estados nacionales, en tanto que hay 2.000 naciones y solo 200 Estados. Una nación es un concepto antropológico y cultural; un Estado es un concepto político, es la organización político-jurídica de una o varias naciones. Así dice Rodrigo Borja, autor de la Enciclopedia de la Política, según escuchó el informe de un delegado noruego a una conferencia internacional. 

No inventamos la pólvora, del mismo modo que en su momento más del 60 % de quienes concurrieron al referéndum aprobó la Constitución. ¿En qué queda el reconocimiento de 36 naciones que se subieron al colectivo de un solo Estado Plurinacional para que las represente políticamente?

Recuerdo que la ministra de Cultura de Colombia me llamó enardecida porque una delegada boliviana criticó la posición colombiana de reconocer más de 50 naciones en un solo Estado Plurinacional y dijo que en Bolivia solo existía el castellano como lengua, y nada más. Dijo que a título personal que así opinara la delegada, pero no si era representante de un país que había aprobado una Constitución.

Es que hay sectores que no acatan la Constitución. La unanimidad es fascista; no la democracia, en la cual se pone en primer plano el concepto de mayoría, con el debido respeto por las minorías, que usan a gusto de la libertad de expresión.

Hoy se dice que la libertad de expresión ha sido limitada por la judicialización; pero, frente a ella, hoy surge, al parecer, la justificación por el voto popular. Si hay autoridades electas por mayoría, estas automáticamente son impunes. Hecha la ley…

La democracia es el gobierno de la mayoría; pero ¿quiénes acatan esa mayoría? El escándalo múltiple en el aniversario de un departamento tan importante como es Santa Cruz lo demuestra. Antes que acatar la mayoría electoral, hay intereses que quieren provocar un conflicto interno, un separatismo, y eso es inadmisible.

OJO DE VIDRIO

RAMÓN ROCHA M.

Escritor, abogado, “cronista de ciudad”

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad