Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 06:21

La educación y el Mito de la caverna

La educación y el Mito de la caverna

El filósofo Platón, cinco siglos antes de Cristo, reflexionando acerca de la verdad de las cosas, escribió el famoso Mito de la caverna, en su libro La República.

En este mito, Platón explica que la humanidad se encuentra como en una caverna y que al final de ella solo se pueden apreciar sombras de la realidad, pero estas sombras son tenidas como si fueran la realidad misma. Al final del mito, el filósofo relata que algunos pudieron escapar de la caverna, empero la luz de la realidad era tan fuerte que también tenían dificultades para verla.

La ley educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez tiene alrededor de 10 años de vigencia, tiempo suficiente para darnos cuenta de que nos ha hecho ver sombras como si fueran verdad.

Durante estos años se han vivido muy pocos conflictos con el Magisterio, pensábamos que los maestros se habían comprometido con un proyecto educativo denominado sociocomunitario productivo. Hoy sus absurdas movilizaciones nos hacen ver que no era el compromiso con la sociedad boliviana lo que los tenía callados, sino que estaban cooptados por el gobierno del MAS.

Por el Profocom nos hicieron pensar que los maestros habían recibido una formación tal, que mejoraría la calidad educativa en todo el país, sin embargo, caímos en cuenta de que no se trataba de “formación educativa”, sino de adoctrinamiento ideológico para su alineamiento con el partido de gobierno. Nos hicieron pensar que el uso de celulares en clases estaba mal, que era inconcebible una educación con celulares. No tardamos en comprender que se trataba simplemente de una ceguera consciente para no ver lo que pasaba en el resto del mundo en cuestión educativa.

La prohibición de celulares también fue una muestra de un control absorbente por parte del Ministerio de Educación a las tareas de los maestros, y no me refiero a cualquier control, sino a aquella disciplina que subsume no solo los cuerpos sino que incluye las mentes. El MAS ha ejercido un control biopolítico sobre los maestros del país.

La pandemia nos está permitiendo salir de la caverna y aunque en este momento, la luz de la realidad educativa en el resto del mundo nos parezca enceguecedora, deberemos comenzar a adaptar nuestra educación a las verdaderas exigencias del mundo actual.

DIDASCALIA
NÉSTOR ARIÑEZ R.
Máster en Formación Docente e Innovación Educativa
[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad