Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 10 de julio de 2020
  • Actualizado 12:43

Cárdenas ministro

Cárdenas ministro

Víctor Hugo Cárdenas ha sido nombrado Ministro de Educación. En sus declaraciones a los medios de prensa ha dicho que tiene una misión institucional y no política, por lo que entendemos que se dedicará netamente a los problemas de la educación boliviana.

A pesar de un par de desafortunadas declaraciones realizadas durante su campaña electoral el año pasado, Cárdenas es un profesional capaz, un político experimentado y alguien con quien se puede dialogar.

Desde luego, el nuevo ministro no podrá solucionar los problemas de nuestra educación, pero —por lo menos— le tocará preparar el terreno para que el nuevo Gobierno no empiece de cero. ¿A qué me refiero? El gobierno del MAS impuso la ley educativa Avelino Siñani–Elizardo Pérez durante la última década. 

Más allá de las publicaciones y las evaluaciones que el propio Ministerio de Educación realizó, no sabemos cuál ha sido el verdadero impacto en la formación de nuestros niños y jóvenes. 

Los responsables de la educación boliviana se negaron a ser evaluados por entes externos aduciendo que no eran los más idóneos para decirnos cómo va nuestra educación. Aspectos básicos como el nivel de lectoescritura de los niños que terminan el nivel primario, su capacidad de redacción y su dominio de la aritmética serían elementos fundamentales para realizar ajustes o, definitivamente, cambios radicales en nuestro sistema educativo. 

El conocimiento básico de las ciencias, el desarrollo de la capacidad crítica, el manejo del álgebra y la trigonometría, así como el dominio de al menos un lenguaje de programación, nos daría una idea somera del nivel de nuestros bachilleres en el concierto internacional.

La profesionalidad en el campo educativo y la experiencia política de Cárdenas nos puede permitir aperturarnos a un mundo globalizado que la Ley 070 ha pretendido ignorar. Queda pendiente también la posibilidad de dialogar acerca de temas netamente educativos ¿Cuándo el magisterio planteó alternativas educativas y pedagógicas? Es necesario que las autoridades se sienten a dialogar con los maestros acerca de educación y no solo sobre sus demandas como gremio. Es también necesario tomar en cuenta la voz de los estudiantes que, en estos últimos años, se han dado cuenta que la escuela es para ellos un mal necesario, una pérdida de tiempo e incluso un obstáculo para su aprendizaje y su inserción en el mundo (...).