Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 06:38

Otra vez incumplen paridad

Otra vez incumplen paridad

Algunas historias se repiten porque no logramos aprender de ellas o solo porque no hay voluntad política para producir cambios. Este parece ser el caso del cumplimiento de la paridad en las elecciones de 2020. Recordemos que la campaña #Protagonistas, que vigila el cumplimiento de la paridad, denunció que en las elecciones anuladas de 2019, 8 de las 9 fuerzas políticas que compitieron en esos comicios, no cumplieron los principios de paridad y alternancia, establecidos en la norma.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), en esa oportunidad, dejó que las organizaciones políticas y alianzas, pese a no cumplir con la paridad, llegaran al día de la elección, desconociendo su obligación y atribución, establecida en la Ley de Órgano Electoral Plurinacional, en sus artículos 23 y 24, de verificar el cumplimiento de la paridad en todas las fases del proceso electoral.

Habiendo efectuado la revisión de las listas de candidaturas publicadas por el TSE, el 13 de septiembre, se observa que nuevamente en estas elecciones, ninguna de las 8 fuerzas políticas en competencia cumplen con la paridad, tal como manda la normativa nacional en esta materia.  La fuerza que más se acerca a esta obligatoriedad es Comunidad Ciudadana, con 98.31% de cumplimiento; Juntos llega a 93.22%; el MAS-IPSP logra 89.83% y Creemos, 81.36% de cumplimiento. Por otro lado, encontramos a PAN-BOL con 76.92%; Libre 21 con 67.44% y ADN, con 66.67%, ubicándose entre los peores posicionados. Sin embargo, FPV es el caso más alarmante, ya que solo alcanza a 39.22% de cumplimiento.

El incumplimiento de la paridad, de acuerdo al artículo 107 de la Ley de Régimen Electoral, “… dará lugar a la no admisión de la lista completa de candidaturas, en cuyo caso se notificará con el rechazo a la organización política” para que enmiende la situación en 72 horas.

Las organizaciones esperamos que el TSE actúe en consecuencia, cumpliendo su mandato, demandando a las organizaciones políticas cumplir las reglas en las elecciones. De esta manera, se estará dando señales claras de cambio, de su compromiso con la democracia intercultural y paritaria y de su apego a las leyes y normas vigentes. De igual manera, demandamos a partidos y alianzas políticas demostrar que su compromiso con la igualdad y la paridad es genuino y no simple retórica. Para las organizaciones de mujeres, está claro, en relación a las conquistas en paridad no podemos dar ni un paso atrás.

MÓNICA NOVILLO G.

Feminista y comunicadora social

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad