Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 01 de marzo de 2021
  • Actualizado 17:31

Mujeres en el fútbol

Mujeres en el fútbol

Todavía para muchas personas existe una relación directa entre el fútbol y lo masculino. Sin embargo, se han dado señales muy importantes en el mundo, que muestran una tendencia que reconoce esta actividad deportiva también para mujeres. Una muestra es Estados Unidos, donde la práctica es mayoritariamente femenina y que ostenta el título mundial en la disciplina. 

Cada vez hay más chicas que juegan fútbol, no solo amateur, sino también profesional. Pese a ello, persisten una serie de situaciones discriminatorias que se evidencian en la diferencia entre premios que se otorga al fútbol femenino, las brechas entre los salarios que perciben las jugadoras frente a sus pares hombres, la mirada sexista a las jugadoras, la escasa cobertura de las competencias en las que las mujeres son protagonistas y claras actitudes machistas y discriminatorias.

La FIFA ha puesto en marcha una estrategia para el fútbol femenino que marca la ruta para adoptar medidas concretas para empoderar a mujeres y niñas en este deporte y enfrentar la discriminación por género, de igual manera se ha establecido la obligatoriedad de que las federaciones desarrollen estrategias nacionales para promover el fútbol femenino entre sus clubes. 

Pero no solo ha crecido la presencia de mujeres jugadoras, también se encuentran en puestos claves como es el caso de Kathleen Kruger, actual jefa del Bayer de Munich y a quien se le atribuye un rol clave para los éxitos de su equipo. En Bolivia, actualmente tres mujeres presiden clubes profesionales y la audiencia femenina del deporte crece de manera progresiva. 

En contra ruta de esas tendencias, se encuentra la persistencia de los prejuicios en relación a la presencia de las mujeres en el mundo del fútbol, muestra de ello es la actitud del técnico del club Wilstermann, Mauricio Soria, quien manifestó no querer trabajar con mujeres, al intentar alejar a la quiromasajista del club de sus labores. El club se vio perjudicado en su imagen y tuvo que conciliar con la profesional, quien aún analiza seguir un proceso contra el DT por discriminación.

Definitivamente, la presencia de las mujeres en el fútbol es una realidad, conquistas logradas por el paso de muchas otras que impulsaron cambios de las visiones, en las instituciones, en los clubes, en las audiencias, en las jugadoras, entre los cuerpos técnicos; pero continúa siendo un desafío asegurar que todas las personas podamos disfrutar del fútbol, libre de machismo, misoginia y discriminación.

DESDE EL CUARTO PROPIO

MÓNICA NOVILLO G.

Feminista y comunicadora social

[email protected]