Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 09:05

El violador eres tú

El violador eres tú

Una serie de reacciones polémicas ha generado la canción que acompaña la intervención de “Un violador en tu camino”, propuesta por el grupo feminista chileno “las Tesis”, que ha tomado las calles de cientos de ciudades del mundo y que también se ha replicado en Bolivia. La letra de la canción se basa en una investigación de las autoras sobre violencia sexual en Chile. El mensaje es claro, denuncia la violencia estructural contra las mujeres, la violencia desde el Estado, la impunidad en los casos de violación sexual, la violencia policial. 

Llena de símbolos, la intervención utiliza extractos del himno de los carabineros de Chile, y acusan con el dedo a cualquiera que esté al frente: “el violador eres tú”, haciendo un reconocimiento a una realidad dolorosa, las agresiones sexuales contra niñas y mujeres son perpetradas por hombres, muchas veces del entorno cercano a la víctima, otras por personajes públicos, autoridades que siempre aducen complots de desprestigio y tramoyas políticas. ¿Por qué se hizo viral y recorrió el mundo? Porque así como en Turquía (donde la protagonizaron las parlamentarias porque gozan de inmunidad), en Bolivia contamos con casos en los que persiste la intención de culpabilizar a la víctima y se pone en duda su palabra. “Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía”.

Recordemos el caso de la Manada Boliviana cuya defensa usa la conocida estrategia de cuestionar el comportamiento de la víctima; pero no rechazar el comportamiento de los agresores. 

O la reciente denuncia pública por el delito de violación contra #SimónDice, influencer que se encuentra utilizando todo su capital en redes sociales para desacreditar a la víctima, publicando su imagen y promoviendo que se dude de su palabra. Para ninguna mujer es fácil denunciar violación y exponerse al escarnio público. “El patriarcado es un juez, que nos juzga por placer, y nuestro castigo es la violencia que ya ves. Feminicidio, impunidad para mi asesino, es la desaparición y la violación”.

Esta es mi última columna del 2019, un año que a pocos meses de haberse iniciado ya se anunciaba violento, 110 feminicidios con los que cerramos el año, 30 muertes en los conflictos de octubre. 

Nunca tan oportuna la perfomance que compara la violencia estatal con un macho opresor y denuncia la impunidad de las múltiples formas de violencia que vivimos las mujeres.