Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 03:23

Día de las mujeres y niñas bolivianas

Día de las mujeres y niñas bolivianas

El 11 de octubre, Día de la Mujer Boliviana, es fecha de reivindicaciones feministas. Su origen mismo nos lo recuerda, día de nacimiento de una precursora del feminismo boliviano, Adela Zamudio, quien en el siglo XIX e inicios del XX, fue conocida por denunciar las injusticias que vivían las mujeres de su tiempo, a la jerarquía de la Iglesia católica, demandar la separación de la religión del Estado e impulsar el reconocimiento del derecho a la educación para las niñas y el derecho de las mujeres al voto y al divorcio.

Más de cien años han pasado, y aunque muchas cosas han cambiado, varias aún persisten. A pesar del reconocimiento de Bolivia como Estado laico, las iglesias, ya no solo la católica, pretenden mantener sus poderes e intervenir en los asuntos de Estado. Esta situación se ha puesto en clara evidencia durante este período electoral. Las creencias religiosas de algunos candidatos/as constituyen una amenaza para el ejercicio de derechos de los/as ciudadanos/as que prometen interferir, negar derechos a sectores de la población, entre ellos el acceso a educación sexual integral de niños/as, adolescentes y jóvenes, el derecho a decidir de las mujeres y el derecho a ejercer la identidad genérica y la orientación sexual.

Aunque es casual, también el 11 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Niña, fecha que a nivel global se utiliza para llamar la atención de los gobiernos sobre la necesidad de impulsar medidas que resuelvan las diferentes situaciones que enfrentan las niñas, entre ellas el matrimonio y uniones infantiles. En Bolivia, 9.552 niñas menores de 14 años de edad estuvieron embarazadas entre enero de 2016 y septiembre de 2018, la mayoría producto de relaciones sexuales forzadas. Cada vez más, las niñas han logrado acceder a la educación básica, sin embargo, persisten situaciones por las que su derecho se pone en riesgo, las niñas entre 10 y 14 años dedican el doble de tiempo que los niños a realizar tareas domésticas y de cuidado.

Es urgente realizar todos los esfuerzos necesarios para lograr el empoderamiento de las niñas y mujeres, su reconocimiento como seres humanos con derechos, para tomar decisiones y con las capacidades para diseñar su futuro. Las niñas empoderadas de hoy, con acceso a educación, salud, y libres de violencia, serán las mujeres seguras que conducirán su futuro y contribuirán a una sociedad más igualitaria y justa.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad