Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:29

Desconfianza electoral

Desconfianza electoral

En un contexto de alta desconfianza en el Tribunal Supremo Electoral-TSE y a pesar de las dudas que se cernían sobre el proceso electoral, la ciudadanía acudió a los recintos electorales para ejercer su derecho a participar en la elección de representantes para conformar el Gobierno de nuestro país. La jornada transcurrió con escasos incidentes de importancia, aunque se lamentó la muerte de dos votantes de la tercera edad, uno en La Paz y otro en Cochabamba, que fallecieron en pleno recinto electoral, cuando hacían un esfuerzo por emitir su voto, como parte del ejercicio de su ciudadanía. 

La Transmisión de Resultados Electorales Preliminares -TREP es una herramienta que busca dar certeza a la ciudadanía sobre la transparencia en la administración del proceso electoral y que la voluntad popular será garantizada, sin embargo, en este proceso electoral, jugó un rol contrario. La equivocada decisión de la Sala Plena del TSE de suspender la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares -TREP, fue la nota disonante de la jornada electoral del pasado domingo, que había estado marcada por la comprometida asistencia del electorado a las urnas y su activa participación en diferentes iniciativas de control y vigilancia del escrutinio y conteo de votos. 

La TREP estuvo suspendida por casi 24 horas, amplificando la sensación de susceptibilidad que ya existía, en relación a la transparencia del proceso electoral y las corrientes que anunciaban el montaje de fraude, detonando que las fuerzas políticas en competencia convoquen a sus seguidores a “defender el voto”, lo que derivó en una serie de acciones violentas, destrucción de bienes públicos y enfrentamientos. Este hecho fue observado por los observadores electorales que han emitido declaraciones al respecto.

A pocas horas de que el cómputo oficial concluya, el TSE debe dar respuestas y señales claras que le aseguren a la ciudadanía que el proceso electoral ha sido administrado de manera transparente y asegurar a los votantes que se respetará la voluntad del pueblo expresado en la votación. Mientras tanto, la circulación de especulaciones, noticias falsas en las redes sociales, contribuyen a exaltar y caldear los ánimos. 

En momentos de tensión política, es la ciudadanía la que siempre pierde.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad