Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:13

Derechos sexuales y reproductivos al debate político

Derechos sexuales y reproductivos al debate político

No sorprende a nadie que al menos tres partidos de las nueve fuerzas políticas que tercian en el proceso electoral, no hubieran incluido entre sus propuestas el tema de los derechos sexuales y los derechos reproductivos -DSDR. Resulta más cómodo no hablar de temas que irritan a ciertos sectores y que –a ojos de los partidos- podrían generar reacciones adversas en los resultados electorales. 

Los programas de los partidos han sido elaborados como requisito para habilitarse al proceso electoral; la mayoría de ellos elaborados de manera improvisada, algunos de ellos copiados; pero todos construidos con poca participación.

Un balance de las propuestas a la luz de la agenda política de las mujeres, da cuenta de las inclusiones y ausencias. Una primera constatación, la mayoría de los partidos políticos incluyó los DSDR en vinculados con las propuestas de salud. Algunos de ellos planteando políticas de salud sexual y reproductiva, en el marco de la protección de la maternidad, el acceso servicios de salud y propuestas de creación de seguros de salud, como en el caso del Movimiento Tercer Sistema.  

En esa misma línea, hacen hincapié en la reproducción y ponen particular atención en la protección del binomio madre- niño, y medidas para reducir la mortalidad materna, como Frente para la Victoria.

Claramente, no incorporaron temas vinculados a los derechos sexuales. Solo dos partidos, el Movimiento al Socialismo y Comunidad Ciudadana incluyeron referencias a embarazo adolescente, autonomía sobre las decisiones sexuales y acceso a educación sexual integral.

En posiciones totalmente contrarias y conservadoras se encuentra Unión Cívica Solidaridad que plantea la defensa de la vida desde la concepción y que sean los padres de familia quienes den consentimiento para actividades escolares sobre valores éticos y morales y temáticas sexuales. 

Ninguno de los partidos hace referencia a la importancia de la laicidad del Estado para la definición de políticas públicas, ni sobre la decisión de las mujeres sobre sus cuerpos, tampoco plantearon propuestas sobre los derechos de personas de diversidades sexuales. 

Los DSDR han sido materia del primer Foro Ciudadano que la campaña #Protagonistas, paridad poder y juventudes, que impulsó con el propósito de aportar a la cualificación del debate político del proceso electoral, desde la perspectiva de los derechos de las mujeres y los jóvenes.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad