Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 10:17

Ataques a feministas

Ataques a feministas

Cada vez más mujeres, adultas jóvenes y niñas se identifican con el feminismo, un movimiento que, en los últimos años, ha crecido en la región y en nuestro país y que ha avanzado tomando los espacios públicos y alzando la voz en defensa de los derechos humanos de las mujeres, señalando múltiples desigualdades producto de los sistemas de opresión capitalista, patriarcal y colonial.  Al mismo tiempo, se han generado una serie de reacciones contra la presencia de las feministas, no es extraño ver cómo se producen ataques, insultos y hostigamiento contra ellas y defensoras de los derechos de las mujeres.

A pesar de que los ataques son frecuentes, especialmente en el ámbito de las redes sociales, y en muchos casos se intentan ignorar, sus expresiones pueden escalar en violencia y convertirse en verdaderos atentados. Así ha sucedido en República Dominicana, donde desde hace más de un mes, el Movimiento por las Causales ha instalado un campamento frente al Palacio Nacional demandando el reconocimiento de tres causales para acceder a un aborto en el tratamiento legislativo del Código Penal.

Las feministas instaladas en el campamento han denunciado hostigamiento de sectores conocidos por oponerse a los derechos de las mujeres y poblaciones de diversidades sexuales y genéricas. El fin de semana pasado, recibieron en calidad de regalo unos dulces que provocaron la intoxicación de varias compañeras que los consumieron. Este hecho ha despertado las alertas internacionales, para demandar la investigación de lo que se presume es un atentado contra la vida y salud, exigiendo el respeto al derecho a la protesta y el cese de la persecución y hostigamiento, por parte de efectivos policiales, quienes, desde el lunes en la noche, han realizado actos violentos, rompiendo las carpas y esparciendo bombas lacrimógenas, que pretenden amedrentar a las feministas y su movilización pacífica.

Defender derechos para las activistas feministas se convierte en una actividad que las expone a riesgos para su vida, incluso de parte de grupos que aseguran defenderla. El Estado, en el marco de la democracia, tiene la tarea de garantizar condiciones adecuadas para el ejercicio de los derechos y libertades de todas las personas y asegurar un entorno adecuado para que la sociedad civil pueda expresar sus demandas y exigir el reconocimiento de sus derechos.

Desde diferentes rincones de América Latina, nos solidarizamos con las mujeres dominicanas, estamos seguras que poco a poco, paso a  paso.. el patriarcado va a caer.

DESDE EL CUARTO PROPIO

MÓNICA NOVILLO G.

Feminista y comunicadora social

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad