Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 10:15

Todos los santos

Todos los santos

Terminó octubre y nada extraordinariamente negro pasó, felizmente, pese a las tres amenazas de incendiar el país, con voces estentóreas desde la republiqueta cocalera, dejando en evidencia su debilidad frente a sus “hermanos” encaramados en el poder.

Al ladino y mentiroso compulsivo se le acaban los ardides y ojalá pronto la impunidad, que hoy pasa por alto la pedofilia, que es la faceta más oscura y criminal del que se cree predestinado para sojuzgar a un país, en nombre de un pueblo ignorante.

La mentira es uno de los peores instrumentos de la política barata. Un ejemplo reciente es negar que hace 21 años, tras el fraude protagonizado por el nefasto Goni, Evo le pidió apoyo a Manfred, en la casa de un personaje que después huyó como Carlos Sánchez Berzaín.

Manfred no tomó en serio al jefe cocalero, porque ni tenía programa de gobierno, pero eso nunca le perdonó y como es un ser vengativo, instruyó una sañuda persecución judicial, inventando causas contra él y colaboradores directos.

Desesperado, porque ya no controla todo el aparato del poder, aunque le quedan algunos obsecuentes, sus inmediatos portavoces, como si fueran hampones, amenazan a diestra y siniestra sin temor a las consecuencias.

Dice el refrán “mal de muchos, consuelo de tontos”. Los argentinos están ante la disyuntiva de un continuismo insoportable o un cambio aterrador, escuchando opiniones altisonantes de periodistas, de izquierda y derecha o simplemente alquilados, por el peso o el dólar. Peor están en Cuba, Venezuela o Nicaragua, socios de la misma línea, que aparentemente alientan la disputa masista que resultaría en sectores a y b que igual se juntarían para mantener el socialismo del Siglo XXI.

Los que se dividen pierden, por eso, si los masistas están divididos, ¿cómo están los llamados antimasistas? El panorama es desolador. No existen partidos, ni siquiera el MAS es partido, ¿entonces, cuáles son las posibilidades del cambiar el rumbo?

Argentina que cumplió 40 años de democracia, se apresta a elegir presidente el domingo 19 entre dos candidatos que no inspiran mayor confianza y encima, por primera vez, se escucha hablar de fraude, instrumentado por el oficialismo.

En Bolivia, que ya sufrió fraudes de toda índole ¿cuándo hablaremos del padrón? 

Mis circunstancias

MOISÉS REVOLLO

Periodista deportivo

[email protected]