Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:21

La peor gestión presidencial en la FBF

La peor gestión presidencial en la FBF

César Salinas Sinka, a un año y medio de asumir la presidencia de la FBF, atenido a su solvencia económica, se perfila como un dirigente polémico, con escasa diplomacia y carencia de sutileza.

Con increíble espontaneidad, el dirigente que parece acomplejado arremete contra todo sin percatarse de las consecuencias de sus actos y palabras.

El escándalo del mes lo tiene de protagonista, por la denuncia del periodista Gary Añez de haberle ofrecido, veladamente, dinero a título de “colaboración”, seguramente buscando reciprocidad, en cuanto a las noticias generadas por él, con la infidencia de que otorga ese tratamiento a algunas personas que se ocupan de la cobertura federativa.

La reacción del dirigente fue negando todo y amenazando con procesos paralelos por la Ley de Imprenta y tribunales ordinarios, con abogado incluido, presagiando cárcel como amedrentamiento para quienes osen hablar mal del patrón.

Añez, con una valentía indudable, refrendó lo afirmado y sintetizó los errores  observados a la fecha, por el manejo discrecional del directivo, que no es la Federación, pero actúa como si fuera dueño, pisoteando estatutos, como eludir el concurso de méritos para colocar en cargos claves a sus adláteres Freddy Téllez, Adrián Monge y Héctor Montes.

El periodista cruceño cuestiona que Salinas, arbitraria y dolosamente, haya trasladado la sede de la FBF a La Paz por su comodidad, ante la pasividad de instituciones y personas moralmente obligadas a opinar sobre este despojo.

Objeta la propaganda de eficiencia y transparencia cuando las rescisiones de contratos a Soria y Villegas provocan una sangría cercana al cuarto de millón de dólares y la contratación de su favorito Farías, en desmedro de los bolivianos.

También recuerda que Salinas desechó una oferta de 15 hectáreas en Warnes para un CAR, prefiriendo  4 hectáreas en Achumani, en casi el doble del precio catastral.

Igualmente expresa su extrañeza por no considerar una oferta por derechos de transmisión de TV que hoy son migajas comparando lo que los clubes reciben en otros países.

Sería pertinente que Añez complete su denuncia, desvelando los nombres que según Salinas, reciben su “colaboración”, por propaganda o condescendencia, con lo que él califica, la peor gestión presidencial.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad