Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:18

El futuro del fútbol boliviano

El futuro del fútbol boliviano

Inolvidable celebración de un aniversario especial del paraíso en Bolivia, matizado por un almuerzo selectivo, organizado por el Círculo de Periodistas Deportivos, con la presencia del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Ángel Fernando Costa Sarmiento.

Es evidente que el conductor federativo, que entró por la ventana, ahora está embarcado en una madrugadora campaña para las elecciones del próximo año.

No tengo la menor duda de que ganará la presidencia, con los votos de las nueve asociaciones, más los siete fantasmas -por la famosa paridad- y Always Ready, su propio Club, que está buscando el bicampeonato del fútbol profesional.

En el tiempo que falta, seguramente Costa, directamente o por intermedio de representantes, buscará votos en los clubes, tratando de conseguir unanimidad o amplia mayoría.

En el cada vez más desarticulado bloque antagonista, no se avizora una alternativa. La dirigencia cruceña continúa débil, Bolívar queda solo y Grover Vargas disminuyó drásticamente sus posibilidades, por la crisis que atraviesa Wilstermann, como la mayoría de los clubes.

Por eso, le pedí al presidente Costa que elabore una propuesta para manejar el fútbol boliviano los próximo años, con otra estructura. Que sea gerencial y no dirigencial, con reparto de prebendas.

Como empresario exitoso, que asuma la responsabilidad de levantar el nivel de nuestro fútbol, desde las divisiones menores, sobre la base de los jóvenes que hacen sus primeras armas en la Selección que otra vez no clasificará para un Mundial.

El cargo es extraordinariamente importante, por lo que significa el fútbol, como empresa o negocio rentable, pero es la persona la que hace al cargo y no al revés, como se puede creer. 

Más allá de las luces y sombras observadas en 10 meses de su gestión, él debe comprometerse a trabajar diariamente por este hermoso deporte, en un periodo completo de 4 años, con un grupo de profesionales a tiempo completo.

Los miembros del Comité Ejecutivo deben ser dirigentes dispuestos a contribuir en primera línea a la solución de los múltiples problemas, en divisiones profesional y aficionados. Es fundamental que el próximo directorio federativo emerja con la suficiente fortaleza, que hoy no la tiene, para salvar al fútbol.

Mis circunstancias

MOISÉS REVOLLO 

Periodista deportivo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad