Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 13:55

¿Presupuesto eficiente?

¿Presupuesto eficiente?

La polémica entre el nivel central y la Gobernación de Santa Cruz respecto a las obras ejecutadas en la presente gestión, hace que analicemos el presupuesto aprobado, su ejecución, la composición y las fuentes financieras que las que se cuenta.

El presupuesto vigente de la Gobernación cruceña es de  2.144.213.445 de bolivianos, de los cuales, el 37% (794.787.113 bolivianos) corresponde a recursos del TGN que pagan sueldos de todo el sector Salud y de Gestión Social, el 46,58% (998.896.639 bolivianos) son transferencias del TGN por regalías hidrocarburíferas, IDH y otras transferencias del TGN, y solo el 13,18% (282.600.495 bolivianos), recursos que genera la Gobernación.

Sin tomar en cuenta el 37% de los recursos del TGN, tenemos un presupuesto de 1.349.426.332 bolivianos, de los cuales el 34,66% (467.697.478 bolivianos) se destina a sueldos y salarios, y el 14,8% (196.748.495 bolivianos) a proyectos de inversión, vale decir, que la carga burocrática de la Gobernación supera en monto a los proyectos de inversión.

En el presupuesto de la presente gestión, la Gobernación tiene registrado 50 proyectos de inversión, de los cuales, al 30 de abril, solo ejecutó 12 proyectos, alcanzando a 4,76% (9.357.017 bolivianos). Teniendo en cuenta que los proyectos de inversión son aquellas obras “visibles” como carreteras, puentes u otra infraestructura, no es descabellado afirmar que la actual gestión no tiene como prioridad los proyectos, por lo cual podría argumentarse que la prioridad es el asegurar puestos de trabajo para sus partidarios.

Así tenemos que la ejecución de sueldos y salarios y sus correspondientes aportes sociales llega al 26,58%, vale decir, que al 30 de abril se gastó 120.340.267 bolivianos, monto muy superior a los nueve millones trescientos cincuenta y siete mil bolivianos, gastos realizados en el mismo periodo.

Es evidente que el capital humano es uno de los principales pilares de toda entidad, al que se debe incentivar su “productividad” con el pago justo y a tiempo, sin embargo, ese capital humano debe retribuir el esfuerzo de la entidad cumpliendo sus funciones. Es así que en la Gobernación cruceña se debe exigir al personal que cumpla sus objetivos y el fin por el cual fueron contratados, y una medida de ver eso se refleja en la ejecución de las obras y proyectos.

Tal vez la inexperiencia del personal, el cual reemplazó a casi la totalidad de la anterior gestión, sea una de las causas para una baja ejecución de los proyectos de inversión. La operatividad de publicar licitaciones, convocatorias, revisar el cumplimiento de los requisitos y otros es una actividad burocrática que requiere experiencia.

El avance tecnológico como la subasta electrónica y otras aplicaciones, deberán ser implementadas por la Gobernación cruceña, para agilizar los procesos de contratación y asignación de obras y proyectos a las diversas empresas interesadas. No es correcto priorizar el pago de sueldos y salarios y descuidar la ejecución de obras y proyectos de inversión. Asignar recursos a 50 proyectos y solo ejecutar 12, no refleja ni eficiencia ni eficacia de los servidores públicos cruceños.

FORO

MIGUEL ÁNGEL MARAÑÓN URQUIDI

Economista

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad