Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 01 de julio de 2022
  • Actualizado 14:58

Los nostradamus de la economía

Los nostradamus de la economía

Nostradamus, filósofo francés nacido en diciembre de 1503, escribía cuartetas que según sus seguidores predecía y aún predice el futuro de la humanidad, estas cuartetas pueden ser interpretadas de acuerdo a la conveniencia de quien lo lea y puede ser aplicada en cualquier etapa de la historia de la humanidad.

Al igual que este futurólogo, existen los eternos “analistas” económicos que desde hace más de 15 años pronostican una crisis económica fruto del deterioro de la política aplicada que tiene como base fundamental el incentivo del mercado interno, pronosticaban que la nacionalización aplicada en el país traería juicios y bloqueos económicos a nivel internacional. Como no pasó sus predicciones, indicaron que esa acción no era una verdadera nacionalización. Luego, dijeron que el “ficticio crecimiento” era producto de una enorme deuda que se había adquirido con China, cuando se les demostró que esa deuda era menos del 10% del total de la deuda, desviaron a indicar que las empresas chinas maltrataban a nuestros trabajadores y que sus proyectos eran de mala calidad.

Continuaron con el déficit fiscal y comercial, indicando que esta era la variable que demostraba que estaba muy cerca la crisis tan anhelada. Al ver que las importaciones eran mayores a nuestras exportaciones, se olvidaban analizar que la mayoría de esas importaciones eran maquinarias e insumos para producir, por ejemplo, plantas hidroeléctricas, ingenios y plantas industriales. Al percatarse de ello, dijeron que esos proyectos no contaban con estudios serios, seguramente ellos querían hacer esos estudios.

Luego enfocaron sus críticas en las reservas internacionales y aseguraron que la disminución de 14 mil millones a 9 mil millones de dólares (en la gestión 2019), era el inicio de la crisis, pero olvidaron que antes de 2005 las reservas, con gran esfuerzo, llegaban a 5 mil millones de dólares. Y así, podríamos pasar cómo sus cuartetas económicas se repiten durante 15 años y son aplicadas a un análisis de variables macroeconómicas aisladas.

Ahora nos salen que el crecimiento económico de la economía nacional (5,1%) no es real; con sus malabares estadísticos nos indican que como la economía en el régimen de Áñez decreció en -8%, debería restarse al crecimiento dando un resultado negativo de -2% (los datos varían de acuerdo a la conveniencia de estos analistas). Para ellos, la economía se paralizó durante el régimen de las pititas producto de la pandemia.

Pero nuevamente olvidan que más de 5 meses (de noviembre de 2019 a mayo 2020) no había ni emergencia sanitaria ni confinamiento. En esa etapa se fundamentó la parte normativa de volver a una economía de carácter liberal. Por ejemplo, se sacó un decreto que autorizaba la libre exportación, quedando en segundo plano el abastecimiento interno; se cerraron las empresas estatales, prácticamente anularon la inversión pública y, en pocas palabras, destrozaron el aparato productivo. Podríamos decir que este crecimiento económico hubiese sido muy superior si el régimen de Áñez no hubiese cometido semejantes errores económicos.

Extrañamente, durante el periodo de las pititas, estos analistas se olvidaron de sus predicciones de crisis y vuelven al ataque cuando la economía muestras resultados positivos.

FORO

Miguel Ángel Marañón Urquidi

Economista

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad