Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:49

El tiempo en el urbanismo

El tiempo en el urbanismo

Un nuevo enfoque de planificación urbana -efecto de la crisis pandémica- y con perspectiva de mejorar la calidad de vida de los habitantes, emerge como objetivo para optimizar el manejo de distancias en la realización de actividades cotidianas reduciendo los tiempos de desplazamiento a 15 minutos, mejorando la desproporción del uso del suelo, la función de la mixticidad, la densificación de habitantes, de viviendas y la complejidad urbana. Al mismo tiempo, destaca el concepto de ciudad hub, estableciendo de manera práctica un modelo territorial estratégico que proyecta puntos intermedios o subcentralidades hacia los que concurren redes de información, abastecimiento y transporte, respondiendo eficientemente con inversión mínima de tiempo y esfuerzo a la satisfacción de necesidades ciudadanas, económicas, sociales, de servicios, laborales, recreativas, culturales, de salud, y educación.

Muchas ciudades vienen trabajando la revitalización, revalorización y regeneración urbana de sus centros tradicionales mediante la optimización de tiempos de recorrido y planificación de modelos de comunidades, englobadas en el concepto de cronourbanismo, cuya autoría pertenece al profesor de la Universidad La Sorbona de París, Carlos Moreno.

Estas políticas drásticas, pero sustanciales para devolver al ciudadano el uso de la ciudad con condiciones de confort y seguridad, también persiguen reducir el predominio del uso del automóvil, principalmente particular, la consiguiente disminución de niveles de contaminación ambiental, y el fomento de la interacción y la cohesión social, modificando el espacio público con la dotación de áreas verdes y vías de circulación peatonal.

Es importante reformar el tiempo que se le asigna al desarrollo de actividades como objetivo para reorientar la planificación urbana para una planificación de la vida urbana. Las tareas diarias en tanto necesidades sociales y urbanas pueden ser resueltas en un perímetro eficiente de distancia de 800 metros, empleando prudentemente un tiempo entre 15 y 30 minutos según la accesibilidad al servicio y disponibilidad de infraestructura, mientras se planifique integralmente un nuevo modelo urbano, que permita crear escenarios adecuados que tributen al desarrollo local.

CULTURA, ZOOCIUDAD Y TERRITORIO

MARKO QUIROGA B., Ph.D

Investigador CEPLAG – UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad