Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 03:30

Revitalizar el centro histórico

Revitalizar el centro histórico

El espacio público constituye el lugar de encuentro para el esparcimiento e interacción de los habitantes, el foco de creación del imaginario urbano, el empoderamiento ciudadano y el núcleo de formación de la identidad local y nacional. 

Una manera muy simple de entender el confort y habitabilidad en las ciudades consiste en la recuperación de sus espacios públicos como base para el mejoramiento de la calidad de vida de sus residentes. Dentro de su manejo, un ambiente importante representa la conservación del centro urbano tradicional, que encierra el patrimonio histórico de la ciudad, y a su vez que destaca la dinámica socioeconómica y cultural, por lo que su revitalización es importante que sea atendida por autoridades y ciudadanos.

En Cochabamba, el centro urbano tradicional no solo constituye el encuentro de viejas historias y encuentros ciudadanos de remembranza, sino que es el actual espacio de intercambio económico, social y cultural, que demanda la restauración de su patrimonio y la incorporación de equipamientos urbanos para optimizar la aptitud espacial, proporcionando espacios complacientes a los residentes y visitantes, y garantizando la complacencia del pasado histórico.

Su área histórica, conformada por la plaza de armas y su entorno inmediato, destaca un potencial de riqueza cultural y bienestar ciudadano. La catedral, la gobernación, el municipio, sus casas culturales, teatros, cafés, como parte del contexto, son lugares de encuentro de sus habitantes para el deleite de actividades lúdicas, culturales, religiosas, gastronómicas y turísticas, por citar algunas. Es el espacio que concentra el simbolismo del otrora espacio político administrativo y religioso más importante desde su fundación. 

La posibilidad de peatonalizar este sector mediante el manejo de conectores culturales, históricos, ecológicos aportaría más allá de la preservación histórica y religiosa de su entorno, en el refinamiento de la imagen urbana y el fortalecimiento del emprendimiento económico. Por cuanto, revitalizar este espacio histórico cultural podría ser el inicio de un trabajo de revalorización de otros ambientes urbanos que permitan mejorar la morfología y la funcionalidad de la ciudad en su concepto integral. 

CIUDAD SUSTENTABLE

MARKO QUIROGA B., Ph.D.

Investigador CEPLAG – UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad