Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:36

Regeneración urbana para Cochabamba

Regeneración urbana para Cochabamba

Cochabamba es una ciudad compacta, pero aún no debate la eficiencia urbana. Factores esenciales como el incremento de la desigualdad y la ausencia de condiciones de confort y habitabilidad, principalmente en la periferia, exigen la puesta en valor de políticas, planes y programas de rehabilitación que atiendan a la complejidad de la problemática. Esta situación responde al avance de una sociedad fragmentada, con segmentos de alto nivel de vida emplazados en sectores beneficiados de la ciudad, que revela inevitablemente una amplia diferencia funcional y de confort respecto del resto de la población. El proceso, similar al que atravesaron la mayoría de las ciudades latinoamericanas, enfrenta a Cochabamba a un fenómeno de crecimiento poblacional y de expansión urbana. Esta situación ha generado mayor consumo de suelo, incremento de la movilidad, insuficiencia de servicios básicos, marginalidad y exclusión. 

Lamentablemente, la planificación aún no es un instrumento visible como medida para alcanzar eficiencia e inclusión. La ciudad muestra procesos migratorios que no consolidan lo urbano, sino que solo forman asentamientos humanos marginales y discriminados, que no constituyen ciudad ni producen espacio público. Refleja su condición de ciudad excluyente, por su falta de atención a los problemas propios de las mujeres, niños, ancianos, pobres, discapacitados, población de origen rural, complejizando más el problema cuando estas exclusiones se combinan. Los doblemente excluidos no son tomados en cuenta por una sociedad que vive acelerada y que no reconoce la importancia de pensar en el otro.  Así, se hace latente la demanda permanentemente del planteamiento oportuno y adecuado de políticas públicas, para dar equilibrio al crecimiento con principios de cohesión social. Dentro de estas, la Regeneración Urbana Integral apunta al logro de un desarrollo urbano inteligente, sostenible y socialmente inclusivo, que entiende la compleja combinación multidimensional entre planificación y gestión, como centro de una nueva generación de políticas urbanísticas. Con un enfoque en la problemática estructural, propone estrategias sensibles al deterioro urbano, pretende mejorar la funcionalidad y condiciones medioambientales para alcanzar un modelo de ciudad sostenible. En tanto proceso dinámico, la estrategia de regeneración urbana implica acciones de rehabilitación, remodelación y renovación, sin limitarse a ninguna de ellas, y se encuadra integralmente en programas que abarcan ámbitos físico-ambiental, económicos y sociales, que aporten al mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad.

CULTURA, ZOOCIUDAD Y TERRITORIO

MARKO QUIROGA BERAZAÍN, Ph. D.

Investigador CEPLAG - UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad