Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 13:14

Políticas públicas metropolitanas

Políticas públicas metropolitanas

Habitar una metrópolis representa vivir en un espacio más amplio y a la vez complejo por el rebasamiento de límites municipales, tanto en el uso de la infraestructura y servicios públicos de otras jurisdicciones, como en la apropiación de los efectos e impactos negativos que la adyacencia genera. Lo que equivale a entender que los habitantes metropolitanos comparten, además de algunos beneficios, todos los problemas y riesgos municipales.

En Cochabamba aún no existe competencia metropolitana que pueda administrar externalidades provenientes de los municipios. Para convivir armónicamente, es importante analizar en la entidad territorial (meso) la posibilidad de determinar elementos que permitan un modelo metropolitano capaz de establecer políticas públicas de esta magnitud, frente a las competencias de una entidad (macro) departamental que muy poco puede incidir en estrategias directas de apoyo metropolitano; no obstante que la representación máxima se encuentra a cargo de la misma autoridad política. 

La solución metropolitana no puede ser en ningún momento la suma de soluciones municipales que no necesariamente apuntan a mejorar la situación metropolitana, dado que, en el ejercicio de sus autonomías, los municipios, obviamente atienden primero sus propias necesidades.

Es probable que algunos temas de tratamiento menor, vinculados a la contigüidad territorial de los municipios puedan ser atendidos de manera conjunta, pero aquellas necesidades mayores de alcance metropolitano no están todavía resueltas. El fenómeno NIMBY (no en mi patio trasero, en su traducción al español) está muy presente en la mentalidad municipal en el momento de tener que ceder territorio local para atender problemáticas generales. Ejemplos claros, se pueden mencionar en la localización para emplazar un relleno sanitario metropolitano de amplia ingeniería sanitaria y ambiental, la movilidad urbana, o el tratamiento integral del río Rocha.

Al no existir políticas públicas metropolitanas que encaren eficientemente problemas metropolitanos, no se hace presente jurídicamente una figura institucional metropolitana que atienda la problemática, ni tampoco un presupuesto que pueda ser utilizado en un solo territorio municipal para atender una demanda metropolitana.

CULTURA, ZOOCIUDAD Y TERRITORIO

MARKO QUIROGA BERAZAÍN, Ph.D.

Investigador CEPLAG - UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad