Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:47

Un plan estratégico para Cochabamba

Un plan estratégico para Cochabamba

La planificación como herramienta previa a la toma de decisiones, destaca la acción como aspecto posterior al proceso de decidir procedimientos para satisfacer objetivos y metas inscritos en un plan establecido para lograr un estado final deseado.
Frente a la consolidación de las entidades metropolitanas en Bolivia, es determinante trabajar el contexto de Cochabamba como resultado del manejo de estrategias regionales de desarrollo, las cuales deben estar inscritas en un modelo conceptual con visión de largo plazo, que enmarque los ejes estratégicos que representen la suma de las principales necesidades y cuyas temáticas se vinculen estrechamente con el desarrollo regional, la gestión, la sustentabilidad y el territorio.

Pensar la ciudad no permite soslayar la relación entre forma (apariencia visible, física y tridimensional de la ciudad), estructura (aspectos físico-naturales y artificiales-construidos que sistematizan la ciudad), y tejido urbano (red interinstitucional para el funcionamiento y la vitalidad de la ciudad); implícitos en un instrumento de planificación proyectado de manera comprometida por los actores de las instituciones públicas y privadas, y los principales representantes sociales y económicos, persiguiendo la visión sistémica del espacio urbano que se desea construir, destacando objetivos precisos para alcanzar este horizonte y enmarcando una serie de políticas públicas para mejorar la calidad de vida del colectivo ciudadano en respuesta a la problemática emergente del crecimiento y la expansión urbana, priorizadas para su atención.

Un Plan Estratégico Urbano, como parte del desarrollo urbano integral con enfoque estratégico,  instituye una base metodológica del diseño y la planificación urbana, traducido en un plan maestro normativo, en tanto instrumento de transformación, coherente con el objetivo de integrar el desarrollo socio-económico, el desarrollo humano y la calidad de vida, garantizando la competitividad económica, la equidad social, la habitabilidad ambiental y la multigobernanza como componentes para una gestión innovadora del territorio, optimización de procesos de administración y manejo eficiente de instrumentos de operativización, y estrategias para alcanzar una ciudad más justa e inclusiva.

MARKO QUIROGA B. Ph.D.
Investigador CEPLAG – UMSS
[email protected]