Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:02

Estrategias de densificación urbana (1)

Estrategias de densificación urbana (1)

La ciudad – entidad socioespacial- considerada esencialmente como un sistema, tiene como base epistemológica el contacto, el intercambio, la comunicación y la regulación, a partir de la interacción y desarrollo de actividades entre actores formados por ciudadanos e instituciones. 

Estos actores como generadores y transmisores de la información múltiple resaltan la forma de pensar la ciudad, a partir del mercado y la planificación, cuya relación y funcionalidad posibilitan el desarrollo armónico del sistema. 

Por tanto, la ciudad tiene como esencia el contacto personal entre ciudadanos. La ciudad es consecuencia de los ciudadanos y la relación entre ellos, la satisfacción de sus necesidades en base a los desplazamientos, la utilización del transporte público que potencia el contacto y la comunicación en el espacio público, el deleite del paisaje urbano y el patrimonio como manejo del entorno y la calidad urbana. 

La sobreutilización de suelo es el factor determinante de expansión de barrios periféricos, estableciendo una densidad representativamente baja, contribuyendo al crecimiento exponencial de la mancha urbana, afectación al desarrollo urbano, hipermovilidad, y contaminación ambiental. El crecimiento desmedido del tejido vial de vinculación territorial establece alta dependencia de medios de movilidad urbana para satisfacción cotidiana de actividades laborales, recreativas o comerciales y aumento de la permanencia de viajes, emergentes del aislamiento de su zona residencial a otras zonas y a la centralidad de la ciudad. 

Por tanto, esta consideración demanda la necesidad de redefinir territorios menos densos, que normalmente responden a tejidos más alejadas de los centros urbanos que crecen físicamente a mayor velocidad. Estos espacios de pequeño tamaño poblacional y núcleos de características muchas veces rurales deben ser capaces de satisfacer sus necesidades residenciales dentro del concepto de desarrollo urbano a fin de evitar la desurbanización, descentralización, ciudad difusa, ciudad de baja densidad; características de ciudades de mayor tamaño con crecimientos negativos.

Un proceso de desarrollo urbano será posible a partir de incorporar políticas públicas dirigidas a la densificación urbana, capaces de aportar en el ordenamiento y la planificación territorial, para mejorar las condiciones de vida ciudadana. 

CIUDAD SUSTENTABLE

MARKO QUIROGA BERAZAÍN, Ph.D.

Investigador CEPLAG – UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad