Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de febrero de 2021
  • Actualizado 05:55

Desafío urbano postpandemia

Desafío urbano postpandemia

Mas allá de la crisis sanitaria originada por el coronavirus, la ciudad como entidad sistémica y orgánica ya estaba previamente enfrentada a otros riesgos que revelaban una multiplicidad de transformaciones estructurales y conceptuales, donde según sus necesidades los ciudadanos adoptaban disimiles formas de habitar el territorio, donde ya se reflejaba un límite difuso entre el espacio público y el privado, y donde vivir en la ciudad respondía a la categoría socioeconómica de cada habitante.

Las ciudades como ámbitos privilegiados para la interacción humana acogen en su interior a grandes porcentajes de población, en ellas se concentran las actividades vitales, además de constituir el ámbito fundamental para enfrentar los problemas vinculados con la sustentabilidad. Al mismo tiempo, las ciudades consideradas como espacios y estructuras territoriales complejas y diversas, consolidan su mancha urbana a partir del crecimiento de barrios y comunas, siendo a su vez los contextos donde se producen mayores amenazas, por la transformación de ecosistemas, variaciones en las condiciones de vida, y receptoras de los efectos del cambio climático. No obstante, su importancia en la búsqueda de sustentabilidad, expresión ciudadana y políticas públicas, la ciudad continúa siendo un tema de manejo complejo en su proceso de evaluación.

La pandemia reveló la debilidad de un modelo de urbanismo que permite la expansión de las ciudades sin planificación, con permisivo manejo del mercado en la especulación del suelo urbano, sin ningún principio ético de manejo equitativo de los componentes urbanos, y con una clara diferenciación en el uso y derecho a la ciudad. Esta situación destaca la creciente desigualdad especialmente en los híbridos segmentos populares periféricos y marginales, carentes de servicios básicos de infraestructura y condiciones de movilidad y de habitabilidad.

Para mejorar estas progresivas diferencias en sectores suburbanos es preciso establecer condiciones que coadyuven en la gestión y administración integral del territorio, a partir del diseño de espacios sustentables con condiciones de equidad y habitabilidad, de manera de tributar en el logro de la cohesión pretendida y mayor solidaridad para combatir crisis futuras.