Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 23:48

La ciudad, principal espacio público

La ciudad, principal espacio público

En Cochabamba, el manejo del espacio público no se encuentra dentro de las prioridades de la planificación urbana, y es solo una parte de la ciudad, que funcionalmente representa un conducto que escolta la formación de un vacío.

Los espacios vacíos generan un no lugar, que al perder su función, esencia y pensamiento, se constituyen solo en un elemento de transición de una actividad a otra y de un espacio a otro. Entre estos espacios destaca en Cochabamba la antigua plaza de armas, elemento urbano que resulta luego de ubicar administración, comercio y vivienda, como un espacio marginal y residual que no denota identidad de ciudad. La plaza en otrora fundamental espacio que distinguía actividades políticas, religiosas, sociales y económicas, hoy es un producto en vías de extinción dentro del urbanismo moderno. 

También los nuevos barrios cada vez más dispersos, requieren incorporar en la memoria colectiva piezas de la ciudad que permitan el sentimiento de ser cobijados en la ciudad ya construida. De otra manera, la ciudad de pequeña dimensión, con espacio público multifuncional, dedicado exclusivamente a la convivencia, será sustituida por la ciudad fragmentada que invierte en el espacio público solo como zona de tránsito, y considerablemente en menor medida en espacio público como espacio de convivencia.  

La continuidad de plazas, calles y centralidades en la trama urbana, deben representar un sistema de lugares significativos que ordenen la ciudad y permitan el encuentro e integración de la población. El espacio público no es autónomo de una sociedad productora de ciudad, sino que inversamente es el resultado de la acción colectiva de los sujetos sociales urbanos, en cuyo proceso se organiza la población en ciudadanía y, por tanto, la ciudad en comunidad política.

Así, la ciudad no debe entenderse ni como espacio doméstico ni como espacio privado, sino como la estructura territorial donde todos los espacios (como equipamientos e infraestructura) son parte del espacio público que conforman la ciudad, estableciendo pensamiento cívico y construyendo visión colectiva y sentido de ciudadanía. La importancia que le asignen los habitantes permitirá el rescate de la ciudad para la cohesión social. En síntesis, es un trabajo de administración de la ciudad. 

CIUDAD SUSTENTABLE

MARKO QUIROGA BERAZAÍN,  Ph.D.

Investigador CEPLAG – UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad