Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 01:39

Modalidades de titulación en pre grado, investigación y ética

Modalidades de titulación en pre grado, investigación y ética

El periódico Opinión, el 26 de febrero de 2022, publicó una noticia sobre el sistema de titulación en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS). El mismo, indica que, dependiendo de la carrera y la facultad, ofrece distintas modalidades de titulación (Tesis, Proyecto de grado, Excelencia académica, Rendimiento académico, Examen de Grado, Internado, Adscripción, Trabajo dirigido, PTAANG) a los estudiantes que buscan graduarse como licenciados (Opinión 2022).

En el caso específico de las carreras de Ingeniería Agronómica (fitotecnia, ingeniería, zootecnia, etc.), fue tradicional que la titulación de los estudiantes egresados se realice mediante una investigación y defensa ante un tribunal, es decir, tesis de grado. Pero, aproximadamente desde los años 1990, el sistema académico-administrativo, gradualmente, comenzó a modificar la única modalidad de titulación vigente como era la tesis de grado. Hasta llegar, al presente, a un sistema de titulación consolidado con diferentes modalidades de titulación: primero, la excelencia académica, que exime a los egresados de cualquier otro requisito y automáticamente alcanzan la titulación; segundo, los estudiantes que no se encuentran en la categoría anterior, se ven obligados a la realización de hacer una investigación propiamente hasta sustentar y defender para obtener la titulación; tercero, los estudiantes egresados pueden asistir a un curso de diplomado por tres meses –con un costo “x”-, presentar un informe en formato de “Trabajo dirigido” sobre algún tema relacionado al diplomado y ya obtuvieron su titulación; cuarto, el “Trabajo dirigido” propiamente, que concluye con la presentación de un documento en formato científico, también, ya obtuvieron la titulación; finalmente, los egresados, pueden acogerse a un programa universitario denominado PTAANG (Programa de Titulación de Alumnos Antiguos no Graduados), por el cual, también abonan un monto “x”, presentan un informe de “Trabajo dirigido” sobre un tema internamente sugerido y acordado (Ptaans 2022), y automáticamente, obtiene la titulación.

Con cualquier de estas opciones, el estudiante egresado alcanza la titulación. Pero, excepto, las dos primeras modalidades, con las restantes, alcanzan la titulación, vía la presentación de un informe denominado “Trabajo dirigido”. Es decir, un informe, que conocemos no tiene naturaleza experimental, sustituye plenamente al trabajo de una investigación.

El argumento principal para institucionalizar estos mecanismos de titulación sustitutivos a la investigación, fue “que evidentemente mostraba un enorme rezago entre el número de alumnos graduados y el de alumnos que concluían planes de estudio a nivel de licenciatura” (Ptaang 2022). Es decir, la realidad fue que hasta 1997 se evidenciaba un bajo porcentaje de titulación de los estudiantes egresados. Esta situación, directa o indirectamente, hacia relucir cuestiones profesionales y académico-administrativas del sistema de enseñanza universitaria.

Al presente, estas modalidades de titulación, continúan vigentes. Si bien, se dieron los justificativos para su implementación, en contrasentido, se obraba conscientemente en contra del propio sistema de investigación de la Universidad, a su vez que, alcanzaba a repercutir negativamente en el sistema de investigación nacional. Pero, lo más significativo, es que la propia Universidad abre un camino para ingresar al plano de las contradicciones con la “ética de la investigación”, toda vez, que se trata de una institución académica, donde se debería privilegiar la investigación.

En esencia, en todas estas modalidades, la investigación, es “subvalorada” o subestimada, porque se suplanta bajo un formato de presentación de un informe escrito, excepto, los de excelencia académica y rendimiento académico. Según Eip (2022), el “conflicto de intereses” ocurre cuando un autor o la institución a la cual pertenece, un revisor o un editor tiene relaciones financieras o personales, formales o informales, que pueden influenciar o contribuir a la adopción de una perspectiva sesgada en sus acciones, decisiones o juicios de valor sobre los resultados, interpretación o conclusiones de un trabajo científico. Asimismo, según Eip (2022), los tipos de conflicto de interés pueden ser: individual, institucional, tangible e intangible; definiendo el institucional como “el conflicto que se desprende del interés de la organización en un resultado particular”.

Por otra parte, según el Estatuto Orgánico de la Universidad Mayor de San Simón (2022), en el Art.10° se indica que: “Siendo la Universidad una institución de enseñanza superior, rigen para ella los principios pedagógicos que orientan el proceso Enseñanza-Aprendizaje, los de Investigación Científica y Tecnológica, así como los de Interacción Social Universitaria.

Según SINC (2018), el conflicto de interés, sea o no financiero, es “ubicuo” y tiene efectos adversos, como la autoridad moral para mostrar resultados sin contrastar. Al final, ser honesto es un compromiso ético y moral como la transparencia en investigación.

En conclusión, en las modalidades de titulación donde intervienen el “pago monetario” como requisito para ser beneficiario, generan potenciales “conflictos de interés”, porque en el medio existen relaciones financieras formales. Se evidencia un tipo de conflicto de interés “institucional” porque existe un interés institucional en alcanzar un resultado a priori para el beneficiario. Esta situación genera un debilitamiento general al sistema de investigación institucional, porque desincentiva la formación en la contrastación científica en los estudiantes, que a su vez generan otros efectos colaterales en el sistema nacional de investigación.

El actual estatuto orgánico de la UMSS, en su capítulo de principios, no contempla una referencia específica a la “ética” en la enseñanza, investigación e interacción, por tanto, no se evidencian los principios éticos en normativas institucionales, entre ellos, a la investigación.

Para mejorar estos procesos de evaluación de los aspectos “éticos” en la investigación, será necesario actualizar el estatuto orgánico, en el capítulo de principios, en consideración a que a partir de este principio todo lo relacionado a la investigación, enseñanza e interacción, la “ética” debería ser incorporado como norma y procedimientos.

FORO

Mario Coca Morante

Docente de Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias de la UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad