Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:55

Descontaminación, prioridad del gobierno municipal

Descontaminación, prioridad del gobierno municipal

Hasta fines de marzo tendremos un nuevo gobierno municipal y es de esperar que este trabaje realmente por mejorar la ciudad y la situación de la población. En este sentido, es urgente exponer el tema de la Contaminación del aire, por las consecuencias negativas para la salud de las mujeres y hombres. 

La contaminación atmosférica significa que en el aire que respiramos existen partículas sólidas, líquidas y gases nocivos para los seres vivos y el entorno. La contaminación del aire puede provocar graves problemas de salud a través de la inhalación de sustancias tóxicas. Algunas de estas sustancias contaminantes del aire son el monóxido de carbono, el ozono y el metano, estas sustancias provienen de varias fuentes: por la cantidad excesiva de movilidades que, según el estudio de Swiss Contac, produce el 92% de la contaminación, y por la emisión de gases de las fábricas, por los incendios y el ingreso de la humareda, por la condición desfavorable de los vientos, que no permiten la circulación del aire, por la sequía y la deforestación, que hacen que la calidad del aire en la ciudad alcance niveles alarmantes.

Cochabamba es la ciudad con mayor índice de contaminación en Bolivia, según la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (MoniCA) de la ciudad.

Esta es la situación de contaminación que asciende a niveles peligrosos y que causa un daño enorme a la población sin distinción de clase ni de edad. Será necesario realizar un estudio profundo, para verificar en qué porcentaje los y las cochabambinas tienen afectados los pulmones por esta causa, pues parece que todos fueran fumadores empedernidos, sufren toses crónicas y asma. Cada vez que se inhala y exhala aire de mala calidad, los contaminantes ingresan al sistema respiratorio y desde ahí a todo el organismo. Existe una clara asociación entre ciertos efectos sobre la salud y muchos contaminantes del aire, los cuales provocan efectos agudos y crónicos por exposición a corto y largo plazo. 

Según algunos especialistas en neumología, “el exceso de contaminación irrita la vía respiratoria y rompe la barrera protectora que evita estas infecciones, entonces, el riesgo es muy delicado para muchos pacientes”.

Este contexto, tan comprometido para la gente, aparentemente no ha movido a las organizaciones ni a sus dirigentes para exigir la solución de este grave problema. Existen vías de solución y en esto el rol del Gobierno Autónomo Municipal es clave, las mismas pasan por desarrollar un plan de movilidad urbana que implante un transporte masivo de calidad y municipal y el incentivo de su uso, evitando el transporte individual. De la misma forma se deben sacar de circulación las movilidades muy antiguas y realizar el control periódico de los gases contaminantes que generan. Este plan debe incentivar la utilización del transporte no motorizado, es decir, el uso de la bicicleta como medio de transporte y la caminata; es necesario, además, la recuperación del espacio público, áreas peatonales, entre otros, y verdaderas campañas de reforestación, porque los árboles producen oxígeno.

Por estas razones, el nuevo gobierno municipal debe trabajar prioritariamente por establecer políticas que eviten el daño a la salud de la población. No es posible tanta pasividad frente a tan grave problema. Es necesario que tanto el gobierno y la población, de manera mancomunada, actúen por la preservación, conservación, mejoramiento y restauración de la calidad ambiental atmosférica de Cochabamba.

SENTIDO COMÚN

MARÍA ISABEL CAERO

Arquitecta

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad