Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 09:35

Cuidados en la agenda pública

Cuidados en la agenda pública

Una reivindicación de las mujeres que en los últimos tiempos ha cobrado vigencia en el mundo entero, es el tema de los cuidados. Parte de los estudios de las economistas feministas que proponen y demuestran que el trabajo doméstico no remunerado y los cuidados que realizan las mujeres en el hogar, son un aporte sustancial a la economía, pues sin este trabajo la reproducción y el mantenimiento de la vida no puede ser posible, a partir de entonces se utiliza el concepto de Economía del Cuidado.

Pero qué entendemos específicamente por cuidado, los cuidados se realizan todos los días y se dirigen a los miembros de la familia niños, niñas, compañero, adultos mayores, personas enfermas y personas con discapacidad, estos se clasifican en: a) materiales, todo lo que tiene que ver con cocinar, limpiar, lavar, cuidar a las personas enfermas, enseñar a niños y niñas formas de convivencia y apoyo escolar, b) el cuidado económico, que significa la obtención y administración de los recursos monetarios de la familia y cuidar que sean bien utilizados, y c) el cuidado emocional, es decir, todo lo que significa expresar el cariño la ternura, la dedicación, escuchar, apoyar, incentivar, dar confianza, etc. Por otro lado, el concepto de cuidado también se refiere al autocuidado para garantizar una vida sana, al cuidado de la salud en general y al cuidado de la naturaleza. 

El tema de los cuidados ha desentrañado una de las bases más importantes de la desigualdad entre mujeres y hombres, porque a causa de la división sexual del trabajo de nuestra sociedad patriarcal, se ha asignado a las mujeres la realización de estos trabajos que no son remunerados ni reconocidos, ni en la sociedad, ni en el Estado, ni en las cuentas públicas. Lo preocupante es que por esta causa hay desigualdad de oportunidades para las mujeres para estudiar, trabajar y participar en otras actividades políticas, deportivas y culturales.

En este punto es necesario analizar el rol de los hombres en los cuidados, pues algunas veces ellos realizan tareas del hogar y cuidado, pero lo consideran como una ayuda o un favor para la mujer y no como un compromiso de distribución equitativa de estas actividades, porque en la actualidad muchas mujeres también se encuentran trabajando fuera de la casa.

En Cochabamba, por la presión de las mujeres y después de muchas trabas y resistencias patriarcales, en el Gobierno Autónomo Municipal el año 2019 se aprobó la ley de “Corresponsabilidad del Cuidado No remunerado para la Igualdad de Oportunidades”. La ley tiene por objeto promover la corresponsabilidad familiar, social y pública del trabajo de cuidado. Esta ley es un avance para que las personas tengan el derecho a cuidar y ser cuidadas y también es parte del derecho a equipamientos de cuidados en la ciudad, para dependientes y mujeres. Es de esperar que las autoridades municipales apliquen la ley pronto, mediante planes, programas y proyectos con sus respectivos presupuestos incluidos en el PTDI y en el POA.

También, a nivel nacional, el movimiento de mujeres ha creado la “Plataforma Nacional de Corresponsabilidad Social y Pública del Cuidado”, que está realizando la campaña para poner en la Agenda Pública y Política “el cuidado como un derecho”, y de esta forma promover la corresponsabilidad del cuidado, como base para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres.

SENTIDO COMÚN

MARÍA ISABEL CAERO

Arquitecta

[email protected]