Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:29

Las ciudades y sus políticas

Las ciudades y sus políticas

Hay diferentes formas de analizar las ciudades y de proponer políticas para mejorarlas. Las propuestas giran en torno a plantear avances dentro del marco de visiones actuales, tales como ciudad sustentable o ciudad próspera, lineamientos que vienen de instituciones globalizadas.  Pero también hay otra forma de enfrentar la problemática de las ciudades, con estrategias de transformación, que supere la injusticia urbana para la población, las grandes desigualdades, la discriminación, y la segregación socio espacial.

En esta propuesta de cambio para las ciudades, debemos partir de considerar que las ciudades del país son diferentes en cuanto a su historia, su crecimiento y sus características y no podemos meterlas a todas en un mismo saco. La ciudad de La Paz es muy diferente de la de Tarija, o la de Santa Cruz a la de Potosí, por ello, siendo ecuánimes es necesario establecer al menos una clasificación de acuerdo a algunas características comunes, para después plantear modelos de intervención.

Por otro lado, es necesario considerar que las ciudades no están ubicadas en el tiempo y en el espacio de forma aislada, pues tienen una vinculación con el área rural. Los y las pobladoras mantienen una relación con su lugar de origen y muchas veces con intercambios productivos. Entonces, si no se proponen soluciones para mejorar las condiciones del campo, como base para el crecimiento en equilibrio, y por justicia para la población de esas zonas, se continuará  generando grandes migraciones hacia las ciudades consiguiendo un crecimiento macrocefálico de ellas, entonces es mejor orientar la intervención para lograr  un mayor equilibrio a nivel territorial.

En la misma línea de transformación, es urgente cuestionar el mercantilismo y las reglas de mercado que rigen actualmente las ciudades, especialmente, en lo que se refiere a la propiedad de la tierra y acceso a la vivienda. Será necesario empezar por proponer políticas orientadas a evitar que el sistema capitalista sea el motor de la intervención del desarrollo, en el marco de mantenimiento y desarrollo del capitalismo.

También, en la línea de justicia urbana, es primordial que se revelen claramente los problemas de las mujeres en las ciudades, con la participación de ellas como sujetos importantes, con necesidades y demandas específicas y se den soluciones despatriarcalizadoras, que incluya respuestas a esas necesidades, en todos los ámbitos y en todos los procesos de las ciudades.

En esa propuesta de cambio, es necesario buscar el camino para conseguir que en la ciudad se Viva Bien, con acceso y control a todos los servicios urbanos por parte de mujeres y hombres, logrando relaciones de igualdad y equilibrio entre las personas, y entre estos y el medio natural y construido. Aquí vale la pena recalcar la inclusión del tema ambiental, puesto que un desarrollo sin cuidado de la naturaleza puede llevar al desequilibrio en la ciudad. 

Otro aspecto importante que actualmente no es una obligación desde las autoridades y de los técnicos, es el derecho que tiene la gente a participar en los procesos de planificación y definición de políticas, con la posibilidad de hacer que las ciudades sirvan para la reproducción y el cuidado de la vida de todos y todas, en definitiva es importante orientar las políticas de ciudad, para que todos y todas satisfagan sus necesidades urbanas y vivan felices y contentos.

SENTIDO COMÚN

MARÍA ISABEL CAERO

Arquitecta

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad