Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 13:52

Hermosos recuerdos y un camino por delante

Hermosos recuerdos y un camino por delante

El pasado 21 de abril, luego de algunos meses y algunos de nosotros después de 1 o 2 años, nos encontramos en nuestra Casa nuevamente, para darnos un abrazo grande y seguir adelante en los nuevos retos que la vida nos depara.

No es fácil explicar la emoción y felicidad de estar en esta etapa de nuestras vidas, y recordar cada clase, cada risa, cada docente a quien podemos llamar amigo. Es imposible también olvidar, los discursos tan maravillosos, emotivos e inspiradores que nos brindaron nuestros rectores y directores de carrera. Uno de mis mayores recuerdos es cómo solíamos salir del auditorio muy orgullosos y satisfechos al escuchar a nuestras autoridades y docentes, tan cercanos.  Qué buenos tiempos, y qué buenos tiempos los que vienen también, porque sé que esta universidad nos dio los escalones necesarios para llegar muy alto en la vida.

¿Qué es lo más lindo y único de La Cato? Tener a personas tan hermosas como maestros sin dejar de lado la humildad y confianza de poder llamarlos incondicionales. A todos ellos los recordaremos siempre el corazón.

Nos llevamos entre todos, las hermosas, entretenidas y grandes anécdotas con docentes y compañeros. Gracias a todos ellos, a nuestros papás, mamás, y a quienes nos dieron un impulso cuando lo necesitamos en este camino de descubrir nuestra vocación y pasión.

Este es de los momentos más especiales en los que podemos mirar hacia atrás y estar satisfechos de haber logrado una gran meta personal que nos marcará para siempre.

Es increíble cómo pasamos por dos años y más de una pandemia que nos dio un giro inesperado y se llevó a varios amigos, compañeros y familiares. Tuvimos la suerte de encontrarnos con personas maravillosas de distintas carreras, a quienes un día de estos nos tocó decir adiós sin previo aviso. Los momentos fueron cortos, pero los recuerdos perduran toda la vida. Qué bella coincidencia el habernos cruzado en los pasillos. A todos ellos los recordaremos siempre con el alma. No importa de qué carrera hayan sido o seamos. Siempre recordaremos a quienes formaron parte de nuestras vidas durante esta etapa. 

Les deseo éxito, sabiduría y serenidad para tomar las mejores decisiones que vienen y forjarán el resto de nuestras vidas. 

Gracias y ¡Que viva la Cato!

CONSTRUIR COMUNIDAD

MARÍA DANIELA ZEGADA OSUNA

Titulada en Comunicación Social de la UCB  

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad