Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 13:19

El negocio detrás de la vacuna (I)

El negocio detrás de la vacuna (I)

La necesidad de contar con una vacuna lo antes posible que permita contrarrestar los efectos de la pandemia COVID-19 se traducirá en buenos resultados económicos para las compañías que se encuentran en esta competencia, sumando miles de millones de dólares en este “nuevo negocio” que dispararán sus beneficios de una forma sin precedentes.

La firma Scope Ratings señala que un cálculo rápido sugiere que si la industria suministrara una sola dosis de una vacuna a entre 15 y 20 dólares por dosis a solo la mitad de la población mundial de aproximadamente siete mil millones de personas, se generarían ingresos por 50.000 millones de dólares o más. Además, es probable que sean necesarias al menos dos dosis de las vacunas y que se vacune más de la mitad de la humanidad (Olaf Tölke, responsable de rating corporativo de Scope).

Se trata de los principales actores mundiales en esta carrera por obtener una vacuna entre los que se cuentan directamente involucrados a BioNTech, CureVac, Moderna y Novavax, empresas biotecnológicas cuyo negocio depende casi en su totalidad del desarrollo de estos productos y de las que se espera que en el periodo 2020-2022 lleguen a facturar 48.000 millones. Estas cuatro firmas biotecnológicas multiplicaron notoriamente sus ingresos en 2020 debido a los primeros contratos de suministro de vacunas, todas ellas candidatas experimentales a la espera de aprobación hasta fines de esa gestión. Se prevé que entre las cuatro acumulen ventas por 12.000 millones debido a que se estima que en esta gestión se logre el mayor volumen de vacunación en la población a nivel mundial. Para 2022, se esperan otros 10.000 millones en ventas. Por otra parte, están las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson (J&J), Sanofi y GSK, en las cuales la vacuna representa un producto adicional. 

Si bien el desarrollo de cualquier producto farmacéutico por lo general compromete cientos de millones en inversiones hasta que el producto sea aceptado e introducido al mercado, lo cual se vio reflejado en las pérdidas de BioNTech, CureVac, Moderna y Novavax, empresas que llegaron a los 1.2 mil millones en pérdidas en conjunto. Sin embargo, para el año 2021 se estiman beneficios de 6.000 millones al igual que para el año 2022. En total, se está hablando de 12.000 millones de ganancias en estos dos años. BioNTech será la que más consiga elevar su beneficio neto, hasta los 3.125 millones el año que viene. En el caso de Novavax (aprobada el 27 de febrero por la FDA) se estima que llegue a los 830 millones y CureVac con 985 millones, según las previsiones. (Bloomberg).

CONSTRUIR COMUNIDAD

MARCELO F.S. QUIROGA SORIA

Director del Departamento de Administración, Economía y Finanzas

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad