Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 22:10

Futuro eléctrico

Futuro eléctrico

Todo lo que les contaré sucedió en una semana. Uno. Este medio ha escrito un párrafo que quiero destacarlo. “Pese a que hay 90 marcas de autos de 11 países, la gran atracción de la Feria sobre Ruedas de Feicobol es Quantum, el primer auto eléctrico de Bolivia”. Los organizadores indicaron que a la fecha, existen a razón de un auto por cada cuatro habitantes cuando hace siete años era uno por cada ocho. No creo que sea un cifra optimista, al contrario. Es el resultado de una mala política de transporte público que termina por crear la ilusión de que un auto propio es sinónimo de progreso. Y parece que los visitantes a esta feria lo saben. El futuro es eléctrico.

Dos. La Amcham invitó un almuerzo con una charla magistral del nuevo ministro de Economía, José Parada. Más allá del informe y sus cifras, comentó algo fascinante, que en ocho años se espera reducir el subsidio a la energía fósil y potenciar desde el Estado, el transporte público eléctrico. Aplausos de pie. El día en que dejemos de pensarnos alrededor de los hidrocarburos, empezaremos a ser el país que merecemos.

Tres. Estoy en el Fuck Up Nights en Cochabamba, donde tres valientes jóvenes cuentan sus testimonios de fracaso y de cómo podemos aprender de ellos. La primera expositora presentó el caso de Ecodelivery, una empresa que courier que hace las entregas en bici y/o en buggies eléctricas. Más allá de la coyuntura de sus palabras, es el tipo de emprendimiento que puede/debe ser contratado por nuestras empresas.

Cuatro. Unifranz organizó un desayuno con la prensa. Sin los formalismos de una conferencia, fue una sesión de aprendizaje disruptivo, donde anunciaron, probablemente la noticia más destacada hasta aquí: este año se realizará el evento Futures Week en Cochabamba. Un espacio para imaginar ese concepto/lugar/espacio al cual eventualmente llegaremos. No es un slogan sino un hecho inminente, el futuro está aquí, a la vuelta de la esquina.

No podemos seguir mirando el espejo retrovisor para avanzar. No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes. Ahora mismo, en el Dakar, corre un equipo con un auto eléctrico llamado Acciona. Ahora mismo, la Alcaldía de La Paz ya propuso buses eléctricos para la ciudad. Ahora mismo es cuando las grandes marcas de autos están pensando sus próximos modelos en formato eléctrico como Tesla. Un gran desafío para quienes aspiran a cargos públicos. Aquí va su primera misión: el transporte del futuro inmediato es eléctrico.