Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 18:18

Quiero ser candidato

Quiero ser candidato

La Contraloría General de la República, en convenio con el Supremo Tribunal  Electoral, ponen en efecto el siguiente reglamento, que deberá ser acatado por todo candidato a las siguientes elecciones, además de funcionarios, sea cual fuere su rango dentro del Estado.

Desde la fecha de emisión, todo ciudadano que desee trabajar en función pública deberá presentar los siguientes documentos para acreditar su vocación de servicio, entendimiento del aparato estatal (a la que someten a los ciudadanos) y, sobre todo, empatía para con el país.

• Certificado de Registro en Impuestos Nacionales (NIT), ya que si el funcionario / candidato propone trabajar por el país, como ciudadano deberá acreditar esta primera obligación presentado su estado actual tributario. Sin deudas por supuesto. Si pertenece al Régimen Simplificado, deberá acompañar un extracto de movimientos bancarios de cuenta, validado por la ASFI.

• Certificado de Registro de Propiedades emitido por Derechos Reales para acreditar sus bienes (y de paso enterarse lo burocrático que es este proceso y poder mejorar este sistema medieval).

• Certificado de No Adeudo en las AFP. Ya que es tan lindo pedirle este trámite a los proveedores que será pertinente que todo candidato a una función del Estado presente dicho documento, no solo para su persona, sino que acredite dicho pago de AFP para sus colabores cercanos, empezando por la persona que hace la limpieza en su casa si corresponde.

• Certificado de Desafiliación a todo sistema privado de salud, tanto para el interesado como para todo su núcleo familiar directo. Si Bolivia tiene tan buen sistema público de salud, que den el ejemplo haciéndose atender en el mismo.

• Título en Provisión Nacional de alguna universidad del sistema educativo nacional, ya que si se entregan millones de bolivianos al año por concepto de IDH a estas instituciones autónomas, claramente el resultado es de los mejores: educación gratis y de calidad para todos los bolivianos, con el ejemplo de sus propios funcionarios.

• Certificado de Huella de Carbono para identificar el nivel de contaminación que cada funcionario tiene en la actualidad. Probablemente cuando vean esta cifra, podrán entender la importancia de la migración a otras energías limpias.

• 999 fotocopias de carnet, firmadas al medio, en folder amarillo y con foto en fondo rojo, entregadas a las 7 AM, después de hacer una fila de 3 horas para que les digamos “no joven, vuelva mañana por favor”. Si logra pasar esta prueba, será admitido en la lista final.

• Certificado de Solvencia con el Estado, donde el 7% de su salario será retenido y destinado para obras de caridad. Así, la ciudadanía se evitará hacer campañas de ayuda a tantas causas que existen.

• Además de los recurrentes certificados de No Violencia (Sippasse), No deudas con el Estado, No juicios ni temas legales pendientes y Buena Conducta, todo con su respectivo “valorado” pagado en la entidad recaudadora.

La presentación de estos documentos acreditará al candidato a un examen teórico sobre Historia de Bolivia, Constitución Política del Estado y manejo de indicadores económicos sociales. Si aprueba dicho examen, podrá participar de las elecciones nacionales / subnacionales o cualquier postulación como servidor del Estado. Y si usted está leyendo hasta acá, valga la aclaración que esta es una columna de opinión en formato de comunicado que no expresa el sentir de las instituciones mencionadas, pero que en un mundo ideal, deberían ser requisitos de rigor. Por el sentido común que perdimos hace rato.

PUNTO BO

MARCELO DURÁN V.

Docente y Consultor en Tecnología de la Información en la Agencia Bithumano

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad