Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:17

La apresurada clausura del año escolar ha desatado una serie de reacciones entre la incredulidad, desazón y una tenaz oposición a esta medida. Claramente, el subtexto era “la educación debe continuar”. Al respecto, recibí un mensaje vía Instagram y que es el tema de la columna de hoy.

Greta, profe de colegio Santa Ana, me invitó a dar una charla a la Promo 2020. Claramente los ánimos estaban alicaídos y por ahí, la idea era ponerlos en perspectiva, desde la mirada de un docente universitario. Esto que leerás es un resumen de esta conversación.

Chicos, bienvenidos a la vida. Todo se trata de un 10% de lo que te sucede y un 90% de cómo reaccionas ante ello. Esta clausura es una pequeña muestra de cuán impredecible, aleatoria, caótica y compleja puede ser la vida. El fracaso es tu mejor maestro, el método  es duro pero vaya que se aprende. Después de años de dar clases en la universidad, les puedo decir que el éxito no se trata de cuando todo sale bien, sino cómo enfrentas los problemas. No le tengas miedo a esta etapa, tampoco dejes que los adultos te sobreprotejan y te transfieran sus propios miedos. No es el fin del mundo, es el inicio de algo nuevo. Que sea bueno dependerá de ti.

Esta es una buena lección para dejar de culpar a los demás. Mira a tu alrededor, es tan fácil culpar al Gobierno, a las autoridades, a los profesores; es más fácil esquivar una piedra en el camino que moverla. De hecho, fíjate qué simple es agarrar una piedra y lanzarla para hacer daño. Así será tu vida. Agarra las piedras que te lancen y construye tu fortaleza interior. No dejes de aprender. Terminar el colegio es una etapa, pero déjame decirte que la vida misma te pedirá que sigas aprendiendo de muchas maneras. Depende de ti mantener esa actitud de apertura.

No dejes que te comparen ni que digan “en mi época también pasó eso”, porque son experiencias diferentes en tiempos exponenciales. Hoy tienes un arma fabulosa en tus manos, y desde internet puedes abrir ventanas, conectar personas, descubrir objetivos, borrar horizontes.

¿Quieres saber qué puedes hacer ahora? Dale una leída a los 17 Objetivos del Desarrollo de la ONU. Ahí se resume en buena forma lo que te pediremos mañana, pasado mañana y siempre. Soluciones a problemas actuales. De hecho, sería fácil decir que eres víctima de un sistema obsoleto y ahogado en su propia burocracia medieval, pero ahí estás tú, para mover esa piedra en el camino. ¿Paneles solares en casas? ¿Huertos urbanos? ¿Avances en medicina? ¿Salud accesible? ¿Economía naranja y colaborativa? ¿Una app para conectar comunidades? Propuestas antes que pliegos petitorios. 

Empieza por algo simple. Habla fuerte, hazte escuchar. Toda la gente ahora se pasa leyendo memes sobre el fin del año escolar, pero y tú, ¿qué tienes que decir? Cierra la boca a esta sociedad encerrada en sus propios temores y demuestra que sí es posible, que la educación debe continuar. Atrévete a cambiar tu entorno, en pequeño, tu calle, tu barrio, tu espacio digital. Ahora este mundo es tuyo. Cámbialo. Por favor.


MARCELO DURÁN V.

Docente y Consultor en Tecnología de la Información en la Agencia Bithumano

[email protected] 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad