Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 18:55

Sin miedo pero con cuidado

Sin miedo pero con cuidado

11 de marzo del 2020 es una fecha que queda en mi memoria. Ese día, como cualquier otro, fui a trabajar al Centro para la Comunidad y Desarrollo Económico de la Universidad Estatal  de Michigan dentro del marco del Programa Humphrey Fellowship. Como a las 11 de la mañana, el Director del centro nos comunicó que la universidad había decidido suspender las clases presenciales por el coronavirus. Esto había ocurrido anteriormente en tiempos de guerra y ese hecho histórico me generó una profunda preocupación. Desde ese día estoy con mi familia en cuarentena autoimpuesta y desde ayer en obligatoria. 

Como emprendedores bolivianos, la incertidumbre es parte de nuestro día a día. Nos levantamos pensando que algo o alguien nos fallará o que alguna calle estará bloqueada. Además, este año puede verse desalentador, con paros, bloqueos, cadenas de pagos rotos y con cuentas estatales por cobrar. 

Para buscar una solución, junto con mis socios Antonio y Ronald asumimos que esto no tiene vuelta atrás y que seguramente perderemos mucho dinero, pero es importante “preservar los trabajos de nuestros colaboradores”. Para eso comenzamos a trabajar en un plan de gestión de riesgo.

Construimos una nueva Visión de Mamut que asume que pasaremos momentos difíciles, pero determina también cómo nos levantaremos en el futuro.  Este plan consiste en cinco acciones concretas: 1.- Compartir la visión y los valores corporativos con nuestros trabajadores asumiendo  que la solución nace en nosotros con resiliencia. 2.- Informar que intentaremos preservar el trabajo de todos nuestros colaboradores, haciéndolos partícipes de las soluciones. 3.- Innovación, pero no la innovación de crear un nuevo iphone, la innovación de trabajar eficientemente de forma remota, mejorando nuestros procesos y actualizando las cosas pendientes, haciendo mejoras incrementales en los procesos. 4.- Cobrar a todos los clientes que nos adeudan y alcanzar una mayor cantidad de liquidez. Para ello estamos pidiendo que los clientes nos paguen semanalmente lo que puedan. 5.- Preocuparnos por los stakeholders y ver que también ellos puedan sobrellevar esta crisis. 

Han pasado ya 6 días desde que implementamos nuestro plan y estoy viendo con mucha alegría que estamos avanzando. Todos seguimos trabajando tan duro como antes y estamos preparándonos para el nuevo despegue. Es duro lo se, pero actualmente creo que mi equipo y yo estamos listos para mirar la vida y el futuro sin miedo, pero con cuidado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad